El apego en la práctica del Reiki

Esta semana uno de mis alumnos me hace una pregunta muy interesante sobre el apego en el reiki. Suele pasar que alguien al recibir reiki de otra persona se sienta muy bien y quiera repetir. La repetición creará un vínculo de amistad o por lo menos de camaradería entre dador y recibidor. Pero las sesiones de reiki no deben ser eternas. Si la persona que lo recibe encuentra que el reiki hace mucho bien en su vida, lo mejor que debe hacer es aprender reiki por sí misma, que es el objetivo principal de esta web.

Pero claro, estas situaciones agradables nos producen apegos, que es esa sensación de que necesitamos a alguien en concreto para que nuestra vida marche bien y que si en alguna ocasión alguien nos falta, lo vamos a echar tanto de menos que vamos a sufrir.

Reiki no está hecho para sufrir por supuesto, por eso, quien da reiki debe estar muy atento a esto para que nadie se cree una dependencia de quien da reiki, no del reiki mismo. Además, puede ocurrir al contrario. Que el ego de quien da reiki haga creer al practicante que es indispensable para esa persona y él mismo practicante se cree la dependencia.

Por ejemplo, cuando en asociaciones o grupos hay varios practicantes de reiki dando reiki, quienes los reciben suelen comentar que prefieren que les de reiki esta persona en vez de aquella otra.

Gran error. El reiki es efectivo tanto con una como con otra persona, lo que pasa que confundimos el recibir reiki con el trato que nos da el practicante que nos está dando reiki.

De ahí que cuando demos reiki tenemos que ser muy cuidadosos. Bien es verdad, que no todos somos iguales. Unos practicantes de reiki somos más nerviosos que otros. Unos tardamos más, otros tardamos menos. Unos tocamos con las manos, otros no. Etc, etc… que hace que quien recibe reiki tenga preferencias.

Pero lo peor llega cuando quien da reiki tiene mala intención porque te está cobrando por darte reiki. Tienes que tener mucho cuidado porque te puede crear una dependencia y un apego aposta, es decir, no quiere que dejes de recibir reiki ni que vayas a otro sitio ni con otro practicante porque claro, si te vas, dejará de ganar dinero contigo.

Atento a todos, porque el apego, generalmente no es bueno para nada con ningún asunto de nuestra vida.

Anuncios

Reiki para dolor de muelas y otros dolores fuertes

Posiblemente hayas llegado aquí buscando una solución para un dolor de muelas o dientes, uno de los dolores más desesperantes que existen. Esto que voy a escribir vale también para cualquier dolor fuerte, de gran intensidad, como por ejemplo, un cólico nefrítico.

Lamentablemente, el reiki no sirve para aliviar un dolor de estas características. La única solución es que vayas al médico y te mande la medicación adecuada para tratarlo.

Una vez que estés medicado y con el dolor suprimido o de baja intensidad, sí es adecuado el reiki ya que te ayudará a no ponerte nervioso y a descansar mejor, que ya es mucho. Una actitud positiva ante la enfermedad ya es una ayuda.

Tampoco debemos caer en otras de las grandes mentiras que circulan alrededor del mundo del reiki, tan afectado por las supercherías de muchas personas que mezclan la práctica del reiki con otras ‘ciencias ocultas’ que nada tienen que ver.

Esta gran mentira a la que me refiero es ‘dar reiki a los medicamentos’ para que tengan mejor efecto. A ver. El reiki no es magia. Por la misma definición de la palabra REIKI sabemos que es la unión de la energía universal y la energía vital y por lo tanto solo puede ser aplicado a seres vivos (humanos, resto de animales y plantas). Un medicamento o un vaso de agua no están vivos y no tienen KI. Por lo tanto, el reiki es imposible con ellos.

Olviden estas prácticas mágicas, ¡que si no terminaremos pagando por agua ‘reikizada’ como aquella famosa agua imantada que no servía para nada!


Reiki para ayudar a vencer el insomnio

Cuando se le pregunta a una persona que por primera vez ha tenido una sesión de reiki que qué tal se ha sentido, la gran mayoría confiesa que se ha quedado dormida. Y es verdad, por mi experiencia, he tenido pacientes que han roncado plácidamente durante la sesión.

Por eso, la práctica del reiki está especialmente indicada para solucionar los problemas relacionados con el sueño.

Pero claro, lo que ocurre es una cosa. Imagine usted que tiene problemas de sueño y va a una sesión de reiki a las siete de la tarde. Posiblemente se duerma y posiblemente de nuevo, por la noche no vaya a tener sueño ya que ha dormido. Lo ideal es que tengas una persona en casa que te pueda dar una sesión de reiki antes de dormir, o bien, que seas tú mismo quien te des una sesión de autoreiki justo antes de dormir.

No es difícil, hay excelentes guías como la que os adjunto para haceros una sesión de autoreiki. Os puedo garantizar que yo mismo, que tengo problemas con el sueño, muchas veces no he llegado a terminar la sesión porque me quedado literalmente frito.

Pero no sólo para el insomnio es eficaz reiki, también lo es para otros transtornos del sueño, como son las pesadillas y los terrores nocturnos. Aquí hablo también desde mi experiencia, ya que sufro de pesadillas desde pequeño que me hacen despertar a gritos y asustado.

La práctica continuada de reiki, en el momento previo a dormir, ayuda a entrar en un estado de relajación que favorecerá el sueño reparador que tanto necesitamos.

No olvides que si el problema del sueño no desaparece, debes acudir a tu médico y nunca tomar medicación por tu cuenta.

También debes saber que para practicar reiki debes estar iniciado en esta disciplina a través de cualquier maestro. Si no lo encuentras o no tienes dinero para pagar las altas sumas que piden algunos, yo te puedo iniciar gratuitamente si escribes a mi correo electrónico alfonso.saborido@gmail.com

 


¿Qué me pasa? No siento nada cuando recibo reiki.

Meditación

Meditación

Es una de las cuestiones más preguntadas por las personas que reciben reiki, e incluso, por la que los dan. Todo viene debido a una mala enseñanza del uso de la práctica reiki. Muchas personas – que en realidad no están practicando reiki, sino magia blanca o u otro tipo de rito que nada que tiene que ver con reiki – cuentan experiencias maravillosas: calores que salen irradiados de sus manos, visión de burbujas de colores que relacionan con cada chakra, viajes astrales, percepción de entidades espirituales… no. Con el reiki no has de percibir nada de eso. No tienes  por qué.

Lo que ocurres es lo siguiente. El practicante de reiki, o sea, quien da reiki, tiene que explicar a su paciente que es lo que va a hacer. Reiki no es más que una práctica basada en un método redescubierto por Mikao Usui, que te va a proporcionar un estado de bienestar y tranquilidad, que te beneficiará para mejorar tu estado de ánimo y luchar contra las enfermedades y adversidades que tengas en la vida de una manera mucho más animada.

No es más. Si os dáis cuenta, quien es tratado con reiki, si se hace bien y se le explica a la persona que lo recibe, qué es lo que tiene que hacer, siente algo muy parecido al estado – por no decir el mismo – al que se llega con la meditación. La persona que está recibiendo reiki ‘desconecta’ del mundo exterior, tanto, que algunas, llegan a dormirse. En esa situación, donde vamos perdiendo nuestro estado de alerta diario, la mente va tranquilizándose, liberándose de preocupaciones, vaciándose de basuras que acumulas a lo largo de los días y eso, en algunas personas, hace que sientan lo que he contando anteriormente: ver visiones, sentir sensaciones extrañas, percibir colores… es algo también a lo que ocurre con el sueño, cuando dormimos. Con nuestros sueños, vacíamos nuestra mente y la descansamos para prepararnos para el día siguiente. Cuando llegamos a la máxima relajación cuando recibimos reiki, nos pasa igual.

Por lo tanto, no busquen experiencias sobrenaturales ni paranormales con la práctica de reiki. Lo que sientan es completamente normal cuando llegamos a un estado de relajación total, algo que en la sociedad de hoy día, muy poca gente es capaz de hacer. Son capaces de hacer descansar sus piernas sobre un taburete cuando llegan a casa después del día de trabajo,  y son incapaces de – porque no saben – hacer descansar su cabeza y su mente.

Así que no tenéis que sentir nada especial quien practique el reiki. Si no lo siente, es porque no tiene por qué sentirlo. Y si lo siente, es porque ha llegado a un estado de relajación tal que así lo percibe. De hecho, por eso algunas veces, incluso lo que lo hemos sentido, como yo mismo, experimentamos estas sensaciones y otras veces no.

No os obsesionéis con ello. No hagáis caso a esos maestros iluminados que os cuentan cosas maravillosas en las que parecen que van a salir cualquier día levitando como un místico del siglo XVI. Reiki es más sencillo. Es sólo practicar y dejarse llevar. Sin más historias.

Y recuerda, lo mejor es aprender reiki para que puedas hacertelo tú mismo o se lo hagas a tu familia. Escribe a mi dirección, arriba a la derecha si quieres aprender gratuitamente. No olvides nunca en España pedirle factura con IVA a quien pretenda cobrarte por una sesión de reiki o enseñarte cualquiera de los niveles.

 


La Iglesia Católica contra el #reiki – Reiki y católicos

Reiki en cabeza

Reiki en cabeza

Últimamente, desde sectores de la Iglesia Católica se está criticando mucho a la práctica del Reiki y del yoga. De yoga no sé mucho, pero de Reiki sí, y voy a explicar aquí por qué el Reiki no es incompatible con el cristianismo ni incluso con la religión católica.

Antes que nada, hay que reconocer que gran culpa de esta ‘condena’ de la Iglesia (especialista en condenar, por cierto) también es debido al mal uso del Reiki que hacen muchas personas que no son practicantes de Reiki, sino simplemente curanderos y timadores que utilizan una amalgama de prácticas a lo que llaman con palabras científicas y que llevan a la confusión de muchas personas.

Estas acusaciones las saco de un blog católico al que no voy a enlazar para no dar publicidad a sus falsedades.

Acusa la Iglesia Católica de que el Reiki pertenece a la corriente de la Nueva Era o la New Age. No es verdad. Reiki es una técnica que redescubre en Japón Mikao Usui en 1992.

También la Iglesia Católica habla de Reiki como una ‘enseñanza budista’. Asimismo es falso, Reiki es una técnica que no tiene que ver con ninguna religión. Ni cristiana ni budista ni otras.

Afirman en este blog que ‘Reiki es un método de curación por medio de la energía cósmica y vital’. Es falso. Reiki no cura nada. Reiki es una técnica que ayuda a curar porque te produce un estado de bienestar semejante al que produce una sesión de meditación.

Dice también que ‘para los seguidores del Reiki cuando alguien se siente enfermo, deprimido o no saludable de alguna manera, es una indicación de que su energía está “desequilibrada”.’ Falso. Los practicantes – que no seguidores – de Reiki sabemos que es una enfermedad y por qué se produce. Que la diagnóstica un médico y que la única cura viene a través de la medicina, ya sea con fármacos, terapias o cirugía. No tiene nada que ver con energías que falten o sobren o se desequilibren.

Señalan en este blog que “el Reiki es panteísta, enseña que el hombre es una simple emanación de la “energía divina cósmica. Todo cuanto existe participa de esta energía, todo es Dios.” Es falso. En la enseñanza de Reiki no se habla de Dios ni de dioses para nada. Por lo tanto, Reiki ni es panteísta, ni monoteísta, ni ateo, ni agnóstico ni nada. Reiki es una técnica ajena a las religiones.

También afirman que “Dios es energía, a veces se le llama “una fuerza de energía impersonal”. Volveos a lo de antes. En Reiki no se afirma eso en absoluto. La energía es energía. Nada más y nada menos.

Condenan la existencia del ‘Ki’. El ‘Ki’ que en japonés significa ‘energía vital’ es la energía de la vida. Es lo que tiene un cuerpo cuando está vivo. Es decir, el Ki es el fenómeno de la vida en sí mismo, desde el punto de vista del pensamiento japonés, tan alejado del occidental. La Iglesia Católica pretende confundir el ‘Ki’ con el alma. El alma es algo que está en las creencias de muchas religiones. El Ki está demostrado científicamente que existe: sólo hay que verlo, es la misma vida. Ver el Ki y creer en el alma es algo que tienen que decidir los mismos creyentes, no los practicantes de reiki, que nada dirán sobre el alma.

Dicen también que ‘los practicantes del Reiki creen que pueden usar esta energía de vida y transmitirla a otros para curar enfermedades y dolores. Estaríamos hablando entonces de técnicas mágicas y supersticiones. Ponen al servicio del hombre la sanación y curación’. Falso. Un practicante de Reiki no transmite ‘la energía de vida’, lo que hace es, con la imposición de manos, canalizar la energía universal a través de tu cuerpo y a través de tus manos al cuerpo de la otra persona para cargarla como una pila y eso le provocará bienestar. Sólo es eso. Tampoco hace falta que alguien crea que está traspasando energía. Es la técnica en sí la que produce el bienestar. Incluso a distancia, porque quien transmite la energía da las instrucciones para cómo recibirla. No es magia. No es superstición.

Así que pueden estar los católicos tranquilos de que reiki no es incompatible con su fe. Ni con esa ni con ninguna. Pero recalco, la confusión viene de la gente que practica Reiki y más cosas. Esas más cosas sí son incompatibles con la fe católica, con otras religiones, con el sentido común y hasta con la ley. Si te encuentras con alguien que dice practicar Reiki, y te habla de ángeles, guías, espíritus, y luego que si tienes el chakra tal bloqueado, que si te va a curar tal enfermedad, que no tomes medicamentos, etc… no estás ante un practicante de Reiki sino ante un charlatán y timador, porque seguro que te va a pedir dinero a cambio. Y eso, sí que es muy peligroso.

Ojo. Que nada quita que un practicante de Reiki crea en los ángeles por ejemplo. Pero no debe hablar de esto nunca con la persona a la que da Reiki. Porque son cosas distintas.

Y en cuanto a la Iglesia católica y su condena al Reiki, bueno ya estamos acostumbrados a que condenen lo que ellos mismo hacen. Sé de parroquias en dónde se ha dado Reiki.


Reiki rápido – Reiki Exprés

Reiki Gratis

Reiki Gratis

Una sesión de reiki suele durar como mínimo 40 minutos. Pero en algunas ocasiones necesitamos recibir reiki o darlo pero no tenemos tiempo. Cuando nos encontramos en esta tesitura, es obvio que no podemos pararnos a hacer toda la técnica de la terapia reiki que sabemos. Pero podemos ir a un ‘apaño’ por lo urgente.

En caso de necesidad, tenemos que buscar un sitio tranquilo donde podamos estar sin que nos molesten. Por ejemplo, un cuarto de baño. ¿Qué posición de manos utilizaremos? La más cómoda para nosotros. En mi caso, las manos sobre el pecho. Pero en el tuyo pueden ser las manos en la cabeza. Eso es a tu elección. Trazamos previamente el símbolo Cho Ku Rei y nos relajamos controlando la respiración. Esto viene muy bien si la urgencia es por una crisis de ansiedad o de estrés. Pedimos que la energía con su inteligencia vaya a lo que nos está haciendo daño. Si tienes más niveles, también deberías utilizar el Sei He Ki y el Dai Ko Myo.

Durante el tiempo que puedas. Cinco minutos, uno. Lo que puedas. Ya la energía se multiplicará lo necesario. Es mejor esto que nada.

Aconsejo un sitio cerrado y tranquilo, aunque también lo puedes hacer en un sitio público, si consigues concentrarte. Aquí tienes que tener la prudencia a la hora de colocar las manos, para que no te llamen loco  quienes no conocen la técnica reiki. También puedes hacer una meditación reiki sin ponerte las manos: sólo visualizando que te las pones. O también, si crees en ello, pedirle a tus guías, seres de luz, ángeles, etc… que sean ellos los que te den reiki.

Esta última cuestión es también importante. Pedirle a ellos que te den reiki, porque hay momentos, en los que por ejemplo, un dolor de cabeza hace que tú no tengas ganas o no te concentres lo suficiente como para darte reiki a ti mismo.

También, tienes la posibilidad de pedirle a alguien que te envíe reiki a distancia en ese momento. Recuerda que es indispensable para el reiki a distancia, tener el segundo nivel.

Si tienes alguna duda, deja un comentario o escribe a alfonso.saborido@gmail.com  Así, si quieres aprender reiki y no puedes pagar dinero o no sabes, yo te puedo enseñar gratuitamente a través de esa dirección de correo electrónico.


Cómo iniciar en Reiki a distancia

Iniciar a distancia

Iniciar a distancia

Una de las características de la práctica del reiki es, como hemos visto, la posibilidad de poder transmitirlo a distancia. Eso nos hace pensar que también podemos iniciar en reiki de la misma manera.

La iniciación no es otra cosa que la actuación del maestro o maestra de Reiki en la que da al nuevo alumno o alumna el símbolo o símbolos correspondientes a los niveles en los que se esté iniciando, convirtiéndoles en canal de reiki y por tanto, transmisores de la energía reiki.

En presencial, el proceso suele durar poco tiempo, un cuarto de hora o veinte minutos más o menos. Ya depende de la técnica que utilice el maestro o maestra. Sin embargo, muchas personas tienen un recuerdo de su iniciación en reiki como una ceremonia extremadamente larga.

Lo que ocurre es que muchos maestros y maestras, aplicando el sentido común, aprovechan un día para iniciar a todas las personas que haya estado preparando. Por eso, si una iniciación la hacemos rápidamente, pongamos en diez minutos, si tenemos a diez personas, llegamos a los cien minutos, que sumándole los intervalos entre una y otra, nos podemos plantar en las dos horas.

Por supuesto, tal como el tratamiento reiki, la iniciación presencial es siempre la más conveniente en tanto en cuanto exista la posibilidad de hacerlo. Sólo dependerá de la disponibilidad y la cercanía entre maestros y alumnos.

Sin embargo, cuando está disponibilidad no se da por encaje en horarios o por lejanía, recurrimos a la iniciación a distancia, que si quien lee esto tiene el segundo nivel, sabe que todo esto tendrá que ver mucho con el símbolo Hon Sha Ze Sho Nen.

 

MÉTODO PARA LA INICIACIÓN A DISTANCIA.

 

Por parte del maestro o maestra. Una vez terminada la formación del alumno o alumna, y de mutuo acuerdo por ambas partes, es decir, que tanto maestro como alumno están de acuerdo en la iniciación, el maestro hace lo siguiente (aunque esta manera puede variar de un maestro a otro, recuerden que en Reiki lo más importante de todo es la intención al hacer las cosas):

El maestro se retira a hacer una meditación en un lugar preparado para tal fin, que bien puede ser como la sala en donde se de reiki, adornado con flores, un poco de incienso, etc… en donde pedirá a quien considere (Universo, Maestros Ascendidos, etc..) y en la memoria de Mikao Usui, que la persona (y dirá mentalmente su nombre y apellidos) reciba el símbolo (dirá el símbolo correspondiente al nivel que sea). Para ello trazará al comienzo de la meditación los símbolos de maestría Dai Ko Mío, el Raku (muchos piensan que como el alumno no está presente, no hay problemas de mezcla de auras, pero no está de mas hacerlo) y especialmente el símbolo de Hon Sha Ze Sho Nen para la transmisión a distancia.

Yo los utilizo todos, especialmente recalcando el símbolo o símbolos a dar a la persona que se va iniciar.

Manifestada esta intención, el maestro ‘cuelga’ estos símbolos en el éter o en el espacio de una manera figurada, para que el alumno o alumna cuando pueda lo ‘recoja’. Una pregunta clásica es cuánto dura ‘colgado’ este símbolo en el espacio. Realmente no hay una fecha fijada, pero se utilizará el sentido común. Si el alumno olvida que lo tiene ahí colgado y no lo recoge, simplemente desaparecerá.

Por parte del alumno o alumna. El alumno o alumna recibirá el aviso del maestro o maestra de que ya tiene ‘colgado’ su símbolo para la iniciación. Otra de las preguntas clásicas es si el maestro y el alumno tienen que hacer la iniciación a la vez. No. No es necesario, se podría hacer si se quiere, pero no hace falta. Además, es lógico. Puedes iniciar como yo hago a personas que están en América que suelen estar despiertos cuando yo estoy durmiendo y nunca vamos a coincidir.

Así el alumno o alumna, sabiendo ya que en el éter, está el símbolo esperandole, hará también una meditación. Suele pasar, sobre todo en las iniciaciones de primer nivel de reiki, que el alumno no sepa meditar. Entonces el maestro, o bien, le enseña a meditar, o bien le pide que solamente se relaje.

Al igual que el maestro cuando envía la iniciación, el alumno o alumna tiene que buscar un sitio tranquilo, relajado, que nadie le moleste. Lo puede adornar con flores, incienso, velas (cuidado con el fuego) y ponerlo agradable y a su gusto. Entonces entrará en relajación o meditación y pedirá al universo o a quien crea oportuno, recibir el símbolo que fue colgado.

Estará así unos quince minutos o veinte minutos y una vez finalizado, ya está iniciado en Reiki. Entonces, deberá comunicarle al maestro que ya hecho la iniciación para que el maestro le expida el certificado correspondiente.

A partir de aquí, todo el proceso sigue de la misma manera que presencial, es decir, los 21 días de homenaje a Mikao Usui, etc…

Si tienes alguna duda, no dejes de preguntarlo en comentarios. Asimismo recuerda, que para practicar Reiki debes estar iniciado o iniciada en esta disciplina y eso sólo lo puede hacer un maestro. Si no localizas a ninguno cerca o bien, no puedes pagar lo que algunos maestros piden, ponte en contacto conmigo en la dirección alfonso.saborido@gmail.com y te inicio gratuitamente en el nivel que quieras a distancia. Así me lo regalaron a mí y así lo regalo yo.