¿Cuántas sesiones de reiki necesito? El apego

Bien. Supongamos que ya sabemos dar una sesión de reiki. Como terapeutas nos podemos preguntar qué cuántas sesiones de reiki tenemos que dar. Como paciente nos podemos preguntar cuántas sesiones necesitaremos.

El caso es como siempre digo: Reiki no es ciencia. No es matemáticas. Aquí no hay nada fijo y estático. Normalmente nos tenemos que dejar llevar por la intuición. Tanto terapeutas como pacientes. Lógicamente, los motivos por los que una persona solicita recibir reiki son muchos. No es lo mismo pedir reiki por un resfriado, que por una pierna rota o por una enfermedad grave. Cada cual necesitará una sesión, varias sesiones en la semana o una única sesión semanal, varias al mes, etc… También serán más seguidas o más separadas dependiendo e la necesidad como digo que vea el terapeuta o que vea el paciente. Así que la decisión queda al libre albedrío de cada cual, que tendrán que llegar a un acuerdo si es es que discrepan los criterios. El terapeuta puede decir que no necesita más pero el paciente puede sentir que sí quiere más. Como digo, hay que llegar a un acuerdo.

Pero ojo, tenemos que tener cuidado con la picaresca que acompaña por desgracia al mundo del reiki. Si el terapeuta te está cobrando por sesión, puede caer en la trampa de meterte más sesiones de las que necesites y así llevarse un dinerito. Un dinerito que es tuyo. Si crees que no necesitas más, no vayas más, por mucho que te lo digan.

También hay que tener mucho cuidado con el apego, que consiste en crear un vínculo especial con un terapeuta que termine en una dependencia total de él. Y eso no es bueno. Sucede en muchas asociaciones de Reiki que los pacientes prefieren recibir reiki por parte del terapeuta tal o de otro terapeuta. Ocurre que uno tiene cola para tratar y el otro no tiene a nadie. Esto es un error. Reiki es reiki y da igual quien lo canalice. El que un terapeuta te caiga mejor o peor ya es un problema que creas tú y que no deberías permitirlo.

El buen terapeuta también tiene que estar ojo avizor e impedir que ningún paciente cree un apego con su persona porque entonces estará perdido. Del apego al acoso sólo hay un palmo.

Por eso lo mejor, insisto siempre, es que que cada cual aprenda a dar reiki. Primero, para tener siempre la herramienta a mano del auto reiki, y segundo para poderlo dar a personas cercanas, gratuitamente sin tener que hacer que la gente gaste dinero o tiempo.

 

Esta publicación sale primero en Reiki Gratis Reiki Andaluz por el maestro Alfonso Saborido. alfonso.saborido@gmail.com

Anuncios

Envío de Reiki – Reiki en grupo – Más Reiki

Dolor

Me pide una alumna que envíe Reiki a un familiar que está enfermo. A ver. Puedo hacerlo, claro que sí, pero ya he explicado muchas veces que el Reiki a distancia no es tan eficaz como el Reiki presencial. La causa fundamental es que no hay contacto de manos con el paciente. Otra cosa que hay que tener muy clara es que el paciente quiera recibir Reiki.

El objetivo de este blog y de que yo enseñe Reiki gratuitamente es que la técnica esté al alcance de todo el mundo. De que nadie tenga que pedir a nadie que le envíe Reiki. En el caso de que una persona esté enferma, lo mejor es que practique el auto reiki, algo que puede hacer si lo aprende por sí misma y es iniciada. En el caso que la enfermedad le imposibilite hacer auto reiki, porque esté inmovilizada, inconsciente o sencillamente, no tenga ganas de ponerse las manos, siempre queda la posibilidad de que algún familiar o amigo le dé las sesiones de Reiki.

Lo importante es que en esto seamos independientes. Que Reiki no sea una técnica para unos pocos. Que sea una técnica para todos y todas y no exclusiva de nadie.

El Reiki a distancia es efectivo pero ya digo, yo no le doy un poder superior al que pueda dar una oración. Es sólo comparar. Quien practica Reiki sabe que los resultados son completamente distintos, aunque en el Reiki a distancia funciona también mucho la sugestión. Saber que alguien te envía Reiki para que te pongas mejor (o que ora por ti) ya por eso sólo, hace que tu estado de ánimo mejore.

Además, se comete otro error. Se piensa que por más personas que envíen Reiki, más Reiki llegará y más pronto será el alivio de la enfermedad. No. Reiki es Reiki. No tiene ni más potencia ni menos potencia. Es lo que es. Lo envíe una persona o la envíe mil. Recibirá lo mismo. Y ojo, no confundir el envío de Reiki con las ruedas de energía. Las ruedas de energía son otra cosa, no son Reiki, aunque mucha gente que practique Reiki también haga ruedas de energía. Eso no es Reiki, aunque trabaje con energía. No digo que sea malo. No. Pero no es Reiki.

También llego al ejemplo anterior de nuevo. Vayamos a lo presencial. La experiencia de que te den Reiki entre varias personas no tiene nada que ver con si te la da una. Es mucho más intensa, algo que no se alcanzará ni en sueños haciéndola a distancia.

El dar Reiki en grupo es una experiencia como digo plenamente satifactoria. Es fácil de hacer. Si son dos personas las que dan Reiki, una puede comenzar por la cabeza y la otra por los pies, e ir cambiando de posición las manos hasta encontrarse en el centro del cuerpo. Si son más de dos, se pueden repartir el cuerpo. Por ejemplo, si fueran cuatro, una se dedica a la cabeza, otra a los pies y piernas, otra al lateral derecho y otra al izquierdo.

Con esta práctica digo, las sensaciones son sublimes pero si seguimos la pauta de cambiar de posición cada tres minutos, la sesión será muy corta. Recuerden que una persona sola tarda 40 minutos en una sesión normal de Reiki. Dos personas, 20 minutos. Cuatro personas, 5 minutos.

Lo ideal es en este caso, cambiar las manos cada 5 minutos o buscar puntos nuevos donde colocar las manos para hacer la sesión más extensa y gratificante al paciente.


Reiki y enfermedades graves

Ojo - Pixabay

Ojo – Pixabay

Tengo a una familiar con glaucoma que necesita control médico. Hace unos días yo protestaba por la tardanza en darle cita y la importancia que es para el control de esta enfermedad el estar continuamente vigilándola. Un amigo me comentó que le diera reiki. Os cuento.

Por un lado, este familiar no quiere ni cree en Reiki con lo cual sería absurdo dárselo.

Pero ¿Y si quisiera? Si quisiera se le puede dar, claro está. Pero hay que tener mucho cuidado con las enfermedades graves como ésta, porque el glaucoma necesita de un control médico que es imprescindible. Sin control médico, la persona puede quedar ciega.

Yo no creo en medicinas germánicas ni esas historias que nos cuentan que un problema de ojos es porque la persona tiene un problema no resuelto que le impide ver y bla bla bla. No. El glaucoma es tensión alta en la vista, y punto pelota. Sólo lo puede tratar el especialista. Que queremos dar reiki, pues vale. Pero insisto e insisto: siempre con la atención médica.

Debemos dejarle el sitio a la ciencia que le pertenece. Tal como el glaucoma, podemos extender este ejemplo a todas las enfermedades graves. No es lo mismo dar reiki para aliviar un dolor de espalda que dar reiki para tratar un cáncer.

Efectivamente, en el tema del cáncer el reiki es muy beneficioso. De hecho, en mi manual cuento que yo llegué al conocimiento del reiki a través de sufrir la enfermedad de mi hermana. Dar reiki a una persona con cáncer, la tranquiliza, le cambia el estado de ánimo a mejor y esto la ayudará a sobrevivir, a luchar, y a ganarle el pulso a la enfermedad. Siempre optimistas tendremos un gran trecho ganado. Además, reiki no tiene ningún efecto secundario. No hay problema salvo que… y aquí está la madre del cordero. Salvo que alguien crea que con reiki se cura exclusivamente una enfermedad y se abandone un tratamiento médico. En este caso, los resultados del abandono del tratamiento médico pueden ser mortales. MUCHO CUIDADO CON ESTO. JAMÁS JAMÁS JAMÁS abandonen ningún tratamiento médico por reiki, o cualquier otra medicina complementaria. Y JAMÁS POR LAS ALTERNATIVAS, porque NO HAY ALTERNATIVA HOY a la medicina científica.

Háganme caso si practican reiki porque si lo hacen mal podéis terminar en un lío y lo que es peor, con la vida de otras personas si abandonáis la medicina científica.


Chi Kung o Quigong

Chi Kung

Chi Kung

Una de las técnicas que pueden ser complementarias a la práctica del Reiki es el Chi Kung también llamado  Quigong. Estas técnicas son de origen chino, al contrario que el Reiki cuyo origen es japonés.

La esencia de ambas técnicas son muy similares. El ‘Chi’ de Chi Kung, el ‘Qui’ de Quigong o el ‘Ki’ de Reiki significa lo mismo: energía vital.

Sin embargo, Kung o Gong significa ‘trabajo’ o ‘técnica’, con lo cual si hablamos de Chi Kung estamos hablando del ‘trabajo de la energía vital’.

En esta ocasión no se practica con la energía universal como en el Reiki, sólo con la vital. Estas técnicas consisten en movimientos lentos y en el control de la respiración que son muy beneficiosas ya que por un lado, hacemos ejercicio físico que siempre nos vendrá bien para nuestra salud y por el otro, el control de la respiración, nos servirá para relajarnos.

El Chi Kung también es el enlace entre el Reiki y el resto de las conocidas como artes marciales como el Kung Fu, Tai Chi, Karate o Judo.

Como anécdota, he conocido a profesores de Chi Kung, que llama al Reiki, ‘el Chi Kung de los flojos o vagos’, ya que trabajando con la energía ambos, en Reiki se hace tumbado o sentado, mientras que en Chi Kung se hace ejercicio físico.

Para Chi Kung no hace falta que nadie te inicie como en Reiki. Lo ideal es que busques a un profesor que te enseñe, pero también existen muchos recursos en internet que te enseñarán a practicarlo en casa y como digo, es muy beneficioso y muy complementario al Reiki.

Recuerda siempre, antes de hacer Chi Kung o cualquier otro ejercicio, preguntarle a tu médico si pudieras tener alguna contraindicación por alguna dolencia que pudieras tener.

Aquí os dejo una bonita representación de un ejercicio de Chi Kung:


Reiki para descreídos

Autoreiki

Autoreiki

La práctica de Reiki consiste en una serie de imposición de manos que produce bienestar en las personas y le ayuda a cambiar su estado anímico para enfrentar una enfermedad o no tenerla, potenciando nuestro sistema inmunitario. Eso sería en manera muy básica lo que consiste en la práctica de Reiki. ¿Que se parece al ‘sana sana culito de rana’ que hablaba el ministro Duque? Sí, en cierto modo, se basa en lo mismo. Pero porque lo desprecie el ministro que es astronauta pero que no sabe de cuentas con Hacienda, no tiene por qué dejar de ser efectivo.

Si coges un manual de Reiki te vas a encontrar con mucho más. Te van a hablar de los chakras. Te van a hablar de la Energía Universal (El Rei) y de la Energía Vital (el Ki). Otros manuales son más atrevidos: te hablarán de guías espirituales, de ángeles, de difuntos y  lo más atrevidos, hasta de extraterrestres.

En ti está el escoger.

Yo tengo mis creencias personales que como son personales NUNCA las mezclo con Reiki. Si hablo en otros sitios de religión, de lo que creo, de lo que no creo, pero quien sigue mi manera de enseñar Reiki sabe que soy muy aséptico en su enseñanza, sin entrar en más asuntos.

Así que… ¿una persona que no cree en Dios, que no cree en entidades espirituales, que no cree en la vida después de la vida, que no cree en la existencia de los chakras, etc. etc.. puede practicar Reiki? Definitivamente sí. Lo único que no haría determinadas cosas y se quedaría en lo esencial.

Pero antes de explicar la técnica, hagamos un inciso e importante: ¿y si la persona tampoco cree en el uso de los símbolos, en que la energía se pueda canalizar a través de nuestras manos, etc..? Pues entonces no utilizaríamos símbolos.

La sesión de reiki simplificada quedaría como sigue:

Si es para recibir una terapia de Reiki:

El paciente se tendería en la cama. El terapeuta haría su meditación o su oración o lo que acostumbre a hacer mentalmente y directamente colocaría sus manos en ojos – sienes – nuca – coronilla – garganta – pecho – estómago – vientre – muslos – rodillas – media pierna – pies (estas posturas pueden varias por comodidad o costumbre del terapeuta). Una vez hecho, se despierta al paciente lentamente (parece de perogrullo lo que estoy diciendo, pero es importantísimo esto) y ya está hecha la sesión.

En caso de autoreiki: exactamente lo mismo, e importante, hasta donde te lleguen las manos. No fuerces posturas. O sea, no te des Reiki en los pies porque te puedes lastimar o vas a estar incómodo. Yo llego hasta las ingles. Por cierto una zona, que sólo puedes llegar en autoreiki. Si eres quien da Reiki, sabes que tienes que respetar las zonas genitales. Además, el Reiki llegará a donde tenga que llegar. No hay problema en esto.

Resumiendo, la sesión de Reiki para alguien que no crea tendría el efecto similar a una meditación o a una técnica de relajación que es, demostrado, beneficiosa para la salud. Si alguien que no cree y no sabe autorelajarse o relajar a alguien, lo consigue practicando las técnicas del Reiki, eso que ha ganado.

Habrá algún purista que se pregunte: ¿Y cómo dar reiki sin símbolos, sin guías, sin etc…? Sencillamente porque en Reiki lo que importa es la intención. Haga quien lo haga. No hay gente con poderes espaciales para dar Reiki. Lo puede hacer cualquiera. Si tienes alguna duda, no dudes en hacer un comentario y compartir el post si lo ves útil.


Instrucciones para aprender reiki gratis

Os pongo un vídeo donde os explico cuáles son las instrucciones para aprender gratis.


La eficacia del reiki

Dolor

Dolor

Cuando escribo esto, tengo un fuerte dolor en el talón izquierdo por una fascitis plantar. No, que nadie de la medicina germánica me venga a contar que eso es por un conflicto interior no resuelto y bla, bla, bla. Ha sido por una mala postura contínua en mi trabajo. El caso es que muy doloroso y alguien me ha dicho: pues date reiki… así, con un poco de sorna.

¿Es eficaz el reiki siempre, especialmente con los dolores fuertes?

No, hay dolores que sólo te vas a poder quitar con medicamentos, como un cólico nefrítico o con la intervención de un médico, como un dolor de muelas, quitándote la muela o administrándote antibióticos. Pero sí, el reiki, te va a ayudar a estar más tranquilo y eso sí que te beneficia mucho en el tratamiento de cualquier dolor.

Pero ¿cuánto de eficaz puede ser el reiki?

Hay distintas maneras de dar Reiki:

– Recibir reiki por parte de alguien que te lo dé. Es la manera más común y la más eficaz, ya que tú no tienes que hacer nada, sólo recibir reiki en una manera cómoda.

– Autoreiki: igual que lo anterior, pero con la incomodidad de que eres tú mismo quien se está administrando el reiki. Ocurre que cuando tienes dolor no te puedes concentrar igual. O como me pasa a mí ahora, me duele tanto el pie, que me resulta incómodo darme yo reiki.

– A distancia. Esto solo funciona cuando la persona que recibe reiki sabe recibirlo. Si no sabe recibirlo, el beneficio no es igual.

Así que el nivel de eficacia depende del dolor que se padezca y sobre todo la manera de recibirlo. Tened esto siempre presente. En caso de dolor, siempre hay que consultar al médico, especialmente si los dolores te incapacitan o son insoportables.

En resumen, la práctica de reiki no es un analgésico. Es una técnica para ayudar al analgésico a cumplir su función.