¿Qué tengo que sentir al recibir Reiki?

Reiki en cabeza

Reiki en cabeza

Muchas personas se preguntan que deben sentir cuando reciben una sesión de reiki. Si se consultan los foros vemos que existe una verdadera obsesión por eso.  Que si tengo que sentir esto, que si tengo que sentir lo otro… también se leen experiencias que ponen los pelos de punta; experiencias más propias de la magia blanca o negra o de las alucinaciones que de una propia sesión de reiki.

A ver. Durante una sesión de reiki no debes sentir nada. El practicante como mucho – si tú lo has autorizado antes – te tocará con sus manos. Si no lo has autorizado, ni eso. Lo más posible que sientas es paz y sueño. Pero no es por el reiki, es por la situación en que se da reiki: estás en una camilla, relajado, con música suave, con aromas tenues, en penumbra… y como dura 40 minutos una sesión media, fijo que te duermes.

Un detalle con esto de los aromas y el incienso. Hay personas como yo, que sufrimos de asma, que con el incienso en una habitación cerrada, nos ahogamos. Atención a eso. Hay que preguntar antes.

Puede que entres también en ese estado de duermevela y tengas sueños que puedas confundir con visiones. Para nada el reiki produce visiones. Es verdad también que la experiencia reiki es muy similar a la meditación y digamos que durante la meditación, algunas personas se muestran más sensibles y perceptivas, que le servirá para pensar con más claridad. Pero no más.

Huye de quien dice que durante reiki ve sombras, extraterrestres, fantasmas, difuntos, ángeles, entidades.. Eso no es reiki. Es otra cosa y peligrosa.

Recuerda e insisto: en reiki no tienes que sentir especialmente nada, aparte de la paz que te va a dar el momento de relajación.

Ni siquiera el practicante tiene por qué sentir calor en las manos. Unos lo sentirán. Otros no. Cada persona es un mundo. Pero da igual, si haces el proceso, reiki se recibirá igual y tendrá el mismo resultado.

Anuncios

Reiki en accidentes

Reiki en Accidentes

Reiki en accidentes

Existe la creencia, que yo no comparto, de que aplicar Reiki sobre roturas de huesos no se puede hacer ya que Reiki acelera la soldadura del hueso en su recuperación y puede quedar mal. Esto no se sostiene. No hay ninguna prueba científica que lo haga y además, el conocimiento de la misma práctica de Reiki ya te está diciendo que no. Reiki es un método para relajar el cuerpo y la mente. Pero no más. Así que de soldaduras de hueso, nada. Eso lo hará el médico que lo trate. Que reiki ayudará a no tener dolor, por supuesto. Como en cualquier otro caso.

Y a colación de esto, viene otra cuestión: ¿Cómo actuar, siendo practicante de Reiki ante un accidente? Pues de ninguna manera. Quien tiene que actuar en caso de accidente es un equipo de urgencia médico. Y ya está. Un practicante de Reiki, además de no conseguir nada, lo único que va a conseguir es estorbar.

Así que en caso de accidente, la única manera de dar Reiki es hacerlo a distancia. Pero claro, si no tenemos el permiso de la persona accidentada, de nada sirve. Recuerda que para que el Reiki a distancia funcione, la persona que lo recibe debe estar instruida en Reiki, lo cual implica que sepa hacerse Reiki a sí misma, que a fin de cuentas en mejor.

Esta es una de las razones por las que yo no estoy de acuerdo con permitir a cualquier practicante de Reiki o ‘terapeutas’ como se denominan algunos, a actuar en hospitales y centros médicos. Un practicante de Reiki, sin conocimientos médicos, en una urgencia médica, es un auténtico problema.


Sobre el pago de la enseñanza del reiki

Aclaraciones sobre el pago de la enseñanza del Reiki ¡Que no os engañen!

 


El ministro Pedro Duque y el Reiki

Reiki en cabeza

Reiki en cabeza

Qué raro me suena escribir ministro Pedro Duque. En fin, ¡la vida no deja de sorprendernos!

En cuanto Pedro Duque ha sido nombrado ministro, todo el mundo, como es costumbre hoy día en comunicación, se pone a rebuscar en sus perfiles sociales buscando frases o cuestiones polémicas. Una de las que más ha salido al público estos días es éste tweet sobre el Reiki

https://platform.twitter.com/widgets.js

Me lo veía venir. Como soy astrónomo aficionado y además practico reiki, mucha gente se ha dirigido a mí para que ver lo que pensaba, cuanto más porque he estado en persona con Pedro Duque en dos ocasiones, que yo recuerde.

A ver. Pedro Duque utiliza en este tweet un lenguaje jocoso. Pero lleva razón. Reiki es eso, estoy harto de explicarlo a mis alumnos. Sí, el funcionamiento de la técnica del Reiki es el mismo del ‘sana sana culito de rana’ o dicho como yo lo digo, practicar reiki lo único que consigue es llevarte a un estado de paz y tranquilidad que te hace soportar una enfermedad de una manera más llevadera. Es consuelo lo que provoca también ese estado de paz y tranquilidad. Porque como insisto siempre en todos los certificados que doy, en este blog o donde sea, el reiki no sirve para curar enfermedades. Sólo te ayuda. Como te ayudaba tu abuela a estar más tranquilo. Porque luego tu abuela, si no te curabas o ve que lo que tenías no es una pupita, te llevaba al médico. Y eso es lo que siempre digo. Ante la enfermedad, el médico. Luego, reiki si quieres y tienes ganas, porque si estás enfermo, difícilmente tendrás ganas de darte reiki y ponerte las manos.

En todos estos años que llevo con el reiki y con una formación científica como la mía, no he dejado de hacerme preguntas ante lo que es el reiki, cómo funciona y qué resultados tiene.

Lo que he descubierto por mí mismo y estoy plenamente convencido de que la práctica de reiki no es sino una varianza de lo que conocemos como meditación. A la meditación si se le reconoce científicamente que es beneficiosa. Y ojo, dijo beneficiosa, no milagrosa. Hay mucha literatura sobre estudios científicos sobre la meditación, como éste.

Reiki no deja de ser una meditación asistida. O una simple automeditación cuando se practica el autoreiki.

Alguien me puede preguntar sobre el reiki a distancia. Funciona si la persona que recibe sabe hacer reiki, lo cual, es lo mismo. Si la persona que sabe hacer reiki quiere que se le envíe reiki, mejor que se lo haga ella.  Si no sabe, el efecto del reiki a distancia es el mismo que puede tener una oración. O sea, se queda en la intención, que en la realidad, es nada.

Todo este pensamiento me trae enfrentamiento con muchos autodenominados ‘terapeutas’ de reiki. Porque esta es la cuestión que sí debe ser abordada por el ministro. Mucha gente curandera, magufos, timadores, o simplemente, gente sin formación médica, se aprovechan de la práctica de reiki para dar una apariencia de profesionalidad a algo que no es científico y ni mucho menos médico. El gran problema está que en muchos ‘terapeutas’ de reiki , unen esto a la homeopatía, flores de Bach, lo que sea con la la palabra cuántica que ahora está de moda, o lo que sea con la palabra ADN que le da un aire científico y ya tienen su negocio montado. Y aquí está el peligro, porque por un lado, están cobrando por algo que no cura (casi siempre, sin IVA), y por otro lado, pueden hacer que un paciente deje de recibir un tratamiento médico a cambio de otras terapias alternativas.

Además, el Gobierno, y Pedro Duque ya es Gobierno, tiene que estar alerta porque se quieren introducir en hospitales ‘terapeutas’ a dar reiki. En un hospital sólo puede entrar personal sanitario, es puro sentido común.

Reiki no es nada alternativo. Reiki no cura. Ayuda a sanar. En todo caso es complementario, y en esencia, resumo, es un tipo de meditación. Y como ejercicio de meditación es buena. No necesitas creer nada de energías, chakras, auras, entes, dioses, espíritus, ángeles ni nada para practicar reiki. Que lo crees, pues es tu cuestión. Como si crees en una religión. Eres libre. Pero para practicar reiki no es necesario creer nada.  Lo puede hacer cualquiera que lo aprenda con un manual, de hecho con la práctica también he descubierto que no necesitas ni que te inicien. Te puedes iniciar tú solo si aprendes la técnica. Pero claro, la gente está influenciada por la ‘titulitis’ del diploma y por eso buscan al maestro que te inicie. Que no está mal, porque también te pueden enseñar reiki. Pero cuidado en manos de quién caes. Que esa es otra.

Yo mismo, en mis escritos, veo mi evolución propia hacia el descubrimiento del porqué del reiki y de cómo todo la liturgia, la historia del reiki hasta hoy, se puede resumir en eso: otro tipo de meditación.

Cuando escribo esto, tengo un dolor espantoso en la pierna. Me he lastimado y estoy esperando unas radiografías a ver qué ha pasado. Claro que hago reiki por la noche al acostarme. Me ayuda a no ponerme nervioso y dormir bien. Pero me tomo mi paracetamol para el dolor que es lo que me ha dicho el médico. Creo que es el mejor ejemplo de lo que es reiki y de cómo hay que practicarlo.

Terminando, Pedro Duque tiene razón en el tweet.

 

 


¿Se pierde la capacidad para dar Reiki?

Reiki en cabeza

Reiki en cabeza

Es una pregunta que me suelen hacer muy a menudo, sobre todo por la contaminación que ha hecho de las permanencias y pérdidas de ‘capacidades’ para manejar la energía reiki, esa mala copia de la práctica del reiki llamada ‘El Toque Zen’.

No. Nunca se pierde la capacidad para dar Reiki. Es como quien aprende a montar en bicicleta o a leer. No se olvida. Lo aprendiste y ahí está. Es verdad que si no lo practicas se te olvidarán muchas cosas de cómo se hacían. Pero basta con volver a coger un libro o preguntar a un maestro o practicante y de nuevo te acuerdas y te puedes poner a practicar.

Yo ahora mismo sería incapaz de resolver una integral, una derivada o incluso una raíz cuadrada. No me acuerdo. Pero si me pongo y repaso, seguro que lo vuelvo a hacer.

Hay que tener cuidado con esto de que se pierden las capacidades. Normalmente, si alguien te dice eso, que ‘se pierde’ lo que está intentando es engañarte primero, y luego, crear un vínculo de dependencia hacia esa persona. En el mejor de los casos te pueden robar el dinero. Ya. No te lo van a robar con una pistola. Te pondrán un cofre delante y dirás que ‘des la voluntad‘. También te contarán que ese dinero irá a entidades benéficas, que por cierto, nunca te enterarás cuáles son. Eso digo es lo mejor que te puede pasar si caes en manos de estos desalmados que dicen que se pierden las capacidades. Lo peor, es que te metes en una secta y no te das ni cuenta.

Así que ¡CUIDADO! Reiki lo aprendes y es para siempre. Que nadie te engañe diciéndote lo contrario. Algunos maestros/as hay que te dicen que necesitas ‘reiniciarte’ previo paso por caja, por supuesto.

Insisto. Reiki es para siempre.

 


Enemigos del Reiki: el esoterismo

Esoterismo

Esoterismo

La práctica del reiki es común y muy parecida, ya que bebe de las mismas fuentes, que el yoga, el taichi o el chikung. Sin embargo, el hecho de que no existan academias de reiki ni sea una enseñanza reglada, sino que se extiende y se enseña a través de maestros/as, además de ser una técnica muy fácil de aprender, ha conseguido que el reiki sea el instrumento perfecto para dar una apariencia de ‘seriedad’ a curanderos, brujos, timadores y demás gente de esta calaña que jugando con la salud de la gente, pretende ganarse un buen dinero.

No me sorprende que haya ‘practicantes’ de reiki que acudan a ferias esotéricas; esto demuestra lo que he dicho más arriba. Estas actuaciones hacen un daño increíble a la práctica del reiki al mezclarla con estos prácticas esotéricas. Confunden al gran público que intenta acercarse al reiki por primera vez. Sesiones de reiki se convierten en cosas que asustan a la gente: practicantes de reiki, vestidos de una manera extraña, como si fueran el Dalai Lama, o peor, como si fueran personal sanitario como médicos o enfermeros,  cuando sólo es necesario una bata blanca o alguna ropa de color claro, ir aseados,  que ponen al paciente en una camilla, iluminados con velas, con inciensos que ahogan e impiden respirar con normalidad, que te ven ‘agujeros’ en el aura, que tiene contactos con muertos o con extraterrestres y se lo dicen al paciente, que les quieren echar las cartas, que les adivinan el futuro, que les comen el coco con problemas del pasado ‘no resueltos’ que afectan a su salud… hacen que la primera sesión de reiki para muchas personas se convierta en una experiencia terrorífica que aumenta mucho más cuando le presentan la factura después (sin IVA, en la Unión Europea; sin impuestos en otros estados).

Quien se encuentre en una situación de estas debe denunciarlo públicamente a todos estos impostores que engañan a la gente. Por un lado, porque la salud está en juego. Por otro, porque le están haciendo un daño a la práctica del reiki enorme.

 


Reiki para niños y niñas

Fotografía Pixabay

Fotografia Pixabay

La práctica del reiki con niños y niñas es un tema delicado. Primero tienes que tener muy clara la legislación de tu país. En España, necesitas tener la autorización del padre, la madre o sus tutores legales para dar reiki a un menor de edad. Si eres de los que ha convertido el reiki en una práctica ‘profesional’ y tienes una consulta y trabajas con niños, también debes disponer de un certificado del Ministerio de Justicia donde se indique que estás libre de condenas por delitos sexuales. Eso en España. En otros países, desconozco la legislación.

Una vez tenida la autorización de padres, madres o tutores, la sesión de reiki se debe dar siempre en presencia de ellos. Al niño o la niña hay que explicarle muy bien que es una sesión de reiki. Si vemos que no la comprende, no debemos dar reiki.

Como siempre aconsejo, es mejor aprender reiki para darlo a uno mismo o a nuestros seres queridos o amigos a ponernos en manos de extraños. El efecto es el mismo, pero el trato y la confianza, obviamente no es igual.

Si nuestros hijos, sobrinos, etc… está acostumbrados a ver cómo nosotros mismos practicamos reiki, ellos no tendrán ninguna dificultad en aprenderlo y hacerlo por sí mismos o pedir a sus padres o familiares que se lo hagan.

También hay que explicarles a los niños y a las niñas que reiki no es una técnica que sepa utilizar y mucho menos conocer todo el mundo, por lo que no es aconsejable que lo hagan en sitios donde no se conozcan como el colegio, etc… porque literalmente los pueden tomar por locos.

Así que mucho cuidado con la infancia y el reiki. Siempre acompañado de padres y madres y nunca dejarlos solos en manos de desconocidos.

En caso de niños y niñas con problemas de hiperactividad, y sólo si son nuestros hijos, podríamos hacerle reiki a distancia. Recuerdo que el reiki a distancia solo se puede enviar a quien lo quiere recibir y está preparado para ello, o a quien por circunstancias muy especiales, como un accidente que provoca la inconsciencia o en este caso que hablamos, de los niños y niñas.

¿Hasta dónde podemos enseñar reiki? Depende la edad. Un niño o una niña de nueve años puede llegar perfectamente a segundo nivel. Si hablamos de menores de edad más mayores, de quince a dieciocho, perfectamente se pueden preparar para el tercer nivel y la maestría.