¿Cuándo necesito una terapia reiki?

La respuesta es muy fácil: cuando te sientas mal físicamente o anímicamente.  Sin embargo, antes tienes que realizar la siguiente premisa, indispensable y muy importante: ir al médico.

Es la persona especialista en medicina quién te va a diagnosticar lo que te pasa y que te pondrá el tratamiento oportuno. Sólo él o ella pueden saberlo. Un terapeuta en Reiki JAMÁS podrá diagnosticar nada. Primero, porque no sabe, segundo, porque no tiene los medios y tercero, porque al menos en España, es un delito.

Ya, cuando te ponga el tratamiento y tú sigas con molestias, o la vez si quieres, puedes combinarlo con una terapia de Reiki. La práctica de Reiki es compatible con cualquier tratamiento médico. Reiki es una terapia complementaria. ¡Ojo con quienes te digan que Reiki es una terapia alternativa! ¡no es así! Reiki no es la alternativa a nada. No consiste la cosa entre  Reiki o el resto. No, Reiki ayuda. Sólo ayuda, pero lo principal y lo que cura es la medicina.

Aléjate por supuesto de quien te diga que Reiki te va a curar, de quien te aconseje no visitar al médico y de quien te diga que abandones un tratamiento. A éste último también deberás denunciarle ante las autoridades.

Reiki es sólo Reiki. Un terapeuta de Reiki sólo da terapias de Reiki. Reiki no tiene nada que ver con pseudociencias como la homeopatía. No tiene nada que ver con Flores de Bach. No tiene nada que ver con el curanderismo y mucho menos con ciencias ocultas como el Tarot. Reiki es Reiki. Con sólo Reiki, basta. Reiki es poderoso en sí mismo, no necesita más.

Cuando necesites Reiki busca un practicante de Reiki que te dé confianza. Pero lo mejor es que tú aprendas a dar Reiki y autodarte Reiki. Para dar reiki tienes que estar iniciado y formado en esta disciplina japonesa. Si no tienes quién te enseñe o alguien te quiere cobrar un dinero que no tienes o que te parece excesivo, ponte en contacto conmigo en reikiandaluz@hotmail.com y yo te formaré en cualquier nivel, incluyendo maestría gratuitamente. # Reiki Gratis.


El auto reiki

Autoreiki

Autoreiki

¿Por qué pagar por una sesión de reiki cuando tú puedes hacértela perfectamente?

Siempre tendemos a que nos den Reiki, pero si ya estás iniciado o iniciada en esta disciplina, tú ya tienes la herramienta. Tú ya puedes darte Reiki a ti mismo o misma.

Lo mejor es utilizar las sesiones de Reiki guiadas que hay por internet. Aquí te pongo la que utilizo yo. El procedimiento es muy sencillo. Lo haces igual que si estuvieras dándolo a otra persona, sólo que esa persona eres tú.

La única pega que vas a encontrar es en la comodidad para darlo. Si eres tú quien lo da, estarás de pie, de una manera cómoda y tendrás el mismo beneficio. Recuerda que quien da Reiki, no es que lo ‘dé’, es que lo canaliza, por lo tanto, lo recibe tanto como si lo diera.

Si te lo das a ti mismo, y tienes problemas de salud relacionado por ejemplo con el cuello o la espalda, puede que algunas posturas con las manos te resulten incómodas, te causen dolor y entonces tu auto tratamiento reiki puede ser un suplicio. Eso debes evitarlo.

Por ejemplo, yo sufro de hernias de disco cervicales. Algunas veces me cuesta ponerme las manos durante los tres minutos sobre la cabeza. En esto caso, lo que hago es evitar estas posturas. Y comenzar por el pecho que es lo más cómodo.

También llega un momento en que si estamos tendidos, nos costará llegar por ejemplo a las rodillas. Si no podemos, la evitamos también, y sólo nos damos a dónde lleguemos. Podemos sustituir esa falta de manos en algunos sitios por estar más tiempo en otros. Recuerda que Reiki es inteligente y llegará a dónde tenga que llegar. No depende de la posición de la mano.

También puedes optar por darte Reiki sentado en una silla, pero por mi experiencia, es mucho mejor tendido en una cama. Y si lo haces antes de dormir, ten en cuenta que posiblemente te quedes dormido o dormida haciéndolo. Eso no es malo. Es señal de que Reiki te ha relajado y te ha funcionado.

Te dejo este vídeo que como te decía es muy bueno para hacer el auto reiki guiado.

Recuerda que para darte o dar Reiki tienes que estar iniciado, que no es si no , que un maestro o maestra de reiki, te dé los símbolos de cada nivel que te convertirán a ti en canal de Reiki. Si no estás iniciado o quieres iniciarte en segundo nivel o tercer nivel (maestría que es lo mismo que tercero) pónte en contacto conmigo a través del correo reikiandaluz@hotmail.com La formación y la iniciación son gratuitas. A mí me lo enseñaron gratis. Así lo enseño yo.

¡Namasté!


Darse reiki a uno mismo

Antes de empezar a dar Reiki a los demás, es conveniente que nos lo demos a nosotros mismos. Por un lado, nos cargaremos de energía, por otro lado, empezaremos a sentir los beneficios del Reiki. ¿Por qué esto es importante? Porque no podemos dar de lo que no tenemos.

Búscate un lugar adecuado, donde puedas estar con tranquilidad y no te vayan a interrumpir. Aunque puedes hacerlo en el exterior (yo he dado Reiki en la playa y los paseantes me han mirado como a un loco jeje) es aconsejable que lo hagas en un lugar de interior. Ropa ligera que no te haga sentir ni frío ni calor ni incomodidad al moverte. Temperatura agradable. Lo puedes hacer tumbado en  una cama (cuidado, te puedes quedar dormido/a, aunque eso no es malo porque vas a dormir estupendamente) o en una silla, sillón, cómodo. Apaga móviles, teléfonos. Quítate relojes, gafas, todo lo que lleves encima de objetos.

Ambiente en penumbra. No demasiada luz. Tampoco tan poca luz que no veas nada. Perfuma la habitación con una varita de incienso, que también limpiará el ambiente. Pon tus manos sobre tu plexo solar o también las puedes poner en posición gassho.

 

En este momento y durante dos minutos aproximadamente bien puedes entrar en meditación gassho, es decir, juntar las manos en la posición arriba indicada y no pensar en absolutamente nada. Si te llega algún pensamiento, como qué tengo que hacer de comer o algún problema, sé consciente de ello y apártalo de tu mente).  También puedes pedir – si eres creyente – ayuda a seres espirituales como ángeles, familiares tuyos que no están aquí, guías espirituales, que te ayuden a canalizar la energía reiki. Puedes optar también por rezar alguna oración, como  un padrenuestro o un avemaría, o bien si no eres creyente, sólo meditar y estar dos minutos con la mente en calma.

Entonces es cuando yo pongo la música, que tú puedes utilizarla o no, y ponerla cuando consideres.Yo la pongo entonces porque la música que vamos a utilizar es una música especial en la que suena una campanilla cada tres minutos. Estos tres minutos son los que tienes que tener las manos puestas en las posiciones que nos indican las figuras de más abajo. Antes de ponerte las manos dibuja un Cho Ku Rei en cada una de ellas o bien dibuja un Cho Ku Rei en el aire delante tuya antes de comenzar.

No hace falta que diga que las posturas tienen que ser cómodas y que depende de la flexibilidad de cada cuál. Si para llegarme a los pies me causa dolor porque soy gordito o tengo problemas de espalda, no se hace. En  Reiki, se dice que la energía es inteligente y que acude a donde se la necesita.

Cuando termines, haz de nuevo la meditación gassho durante dos minutos y si eres creyente, pues lo mismo que antes, da gracias a tus seres espirituales o a lo que creas, por haberte dado esta sesión de Reiki y si no crees, no pasa nada, medita y tanto en una opción como en la otra, sal despacio de esta sesión Reiki y vuelve al mundo. Normalmente si haces todas las posiciones puede llevarte treinta minutos. ¡Treinta minutos que te has dedicado exclusivamente a ti! ¿Desde cuando no hacías eso?

Te dejo un bonito regalo. Música Reiki con campanillas cada tres minutos para que vayas practicando. ¡Ya me contarás! y si tienes alguna cuestión, no dudes en comentar. ¡Namasté!