¿Qué me pasa? No siento nada cuando recibo reiki.

Meditación

Meditación

Es una de las cuestiones más preguntadas por las personas que reciben reiki, e incluso, por la que los dan. Todo viene debido a una mala enseñanza del uso de la práctica reiki. Muchas personas – que en realidad no están practicando reiki, sino magia blanca o u otro tipo de rito que nada que tiene que ver con reiki – cuentan experiencias maravillosas: calores que salen irradiados de sus manos, visión de burbujas de colores que relacionan con cada chakra, viajes astrales, percepción de entidades espirituales… no. Con el reiki no has de percibir nada de eso. No tienes  por qué.

Lo que ocurres es lo siguiente. El practicante de reiki, o sea, quien da reiki, tiene que explicar a su paciente que es lo que va a hacer. Reiki no es más que una práctica basada en un método redescubierto por Mikao Usui, que te va a proporcionar un estado de bienestar y tranquilidad, que te beneficiará para mejorar tu estado de ánimo y luchar contra las enfermedades y adversidades que tengas en la vida de una manera mucho más animada.

No es más. Si os dáis cuenta, quien es tratado con reiki, si se hace bien y se le explica a la persona que lo recibe, qué es lo que tiene que hacer, siente algo muy parecido al estado – por no decir el mismo – al que se llega con la meditación. La persona que está recibiendo reiki ‘desconecta’ del mundo exterior, tanto, que algunas, llegan a dormirse. En esa situación, donde vamos perdiendo nuestro estado de alerta diario, la mente va tranquilizándose, liberándose de preocupaciones, vaciándose de basuras que acumulas a lo largo de los días y eso, en algunas personas, hace que sientan lo que he contando anteriormente: ver visiones, sentir sensaciones extrañas, percibir colores… es algo también a lo que ocurre con el sueño, cuando dormimos. Con nuestros sueños, vacíamos nuestra mente y la descansamos para prepararnos para el día siguiente. Cuando llegamos a la máxima relajación cuando recibimos reiki, nos pasa igual.

Por lo tanto, no busquen experiencias sobrenaturales ni paranormales con la práctica de reiki. Lo que sientan es completamente normal cuando llegamos a un estado de relajación total, algo que en la sociedad de hoy día, muy poca gente es capaz de hacer. Son capaces de hacer descansar sus piernas sobre un taburete cuando llegan a casa después del día de trabajo,  y son incapaces de – porque no saben – hacer descansar su cabeza y su mente.

Así que no tenéis que sentir nada especial quien practique el reiki. Si no lo siente, es porque no tiene por qué sentirlo. Y si lo siente, es porque ha llegado a un estado de relajación tal que así lo percibe. De hecho, por eso algunas veces, incluso lo que lo hemos sentido, como yo mismo, experimentamos estas sensaciones y otras veces no.

No os obsesionéis con ello. No hagáis caso a esos maestros iluminados que os cuentan cosas maravillosas en las que parecen que van a salir cualquier día levitando como un místico del siglo XVI. Reiki es más sencillo. Es sólo practicar y dejarse llevar. Sin más historias.

Y recuerda, lo mejor es aprender reiki para que puedas hacertelo tú mismo o se lo hagas a tu familia. Escribe a mi dirección, arriba a la derecha si quieres aprender gratuitamente. No olvides nunca en España pedirle factura con IVA a quien pretenda cobrarte por una sesión de reiki o enseñarte cualquiera de los niveles.

 

Anuncios

La Iglesia Católica contra el #reiki – Reiki y católicos

Reiki en cabeza

Reiki en cabeza

Últimamente, desde sectores de la Iglesia Católica se está criticando mucho a la práctica del Reiki y del yoga. De yoga no sé mucho, pero de Reiki sí, y voy a explicar aquí por qué el Reiki no es incompatible con el cristianismo ni incluso con la religión católica.

Antes que nada, hay que reconocer que gran culpa de esta ‘condena’ de la Iglesia (especialista en condenar, por cierto) también es debido al mal uso del Reiki que hacen muchas personas que no son practicantes de Reiki, sino simplemente curanderos y timadores que utilizan una amalgama de prácticas a lo que llaman con palabras científicas y que llevan a la confusión de muchas personas.

Estas acusaciones las saco de un blog católico al que no voy a enlazar para no dar publicidad a sus falsedades.

Acusa la Iglesia Católica de que el Reiki pertenece a la corriente de la Nueva Era o la New Age. No es verdad. Reiki es una técnica que redescubre en Japón Mikao Usui en 1992.

También la Iglesia Católica habla de Reiki como una ‘enseñanza budista’. Asimismo es falso, Reiki es una técnica que no tiene que ver con ninguna religión. Ni cristiana ni budista ni otras.

Afirman en este blog que ‘Reiki es un método de curación por medio de la energía cósmica y vital’. Es falso. Reiki no cura nada. Reiki es una técnica que ayuda a curar porque te produce un estado de bienestar semejante al que produce una sesión de meditación.

Dice también que ‘para los seguidores del Reiki cuando alguien se siente enfermo, deprimido o no saludable de alguna manera, es una indicación de que su energía está “desequilibrada”.’ Falso. Los practicantes – que no seguidores – de Reiki sabemos que es una enfermedad y por qué se produce. Que la diagnóstica un médico y que la única cura viene a través de la medicina, ya sea con fármacos, terapias o cirugía. No tiene nada que ver con energías que falten o sobren o se desequilibren.

Señalan en este blog que “el Reiki es panteísta, enseña que el hombre es una simple emanación de la “energía divina cósmica. Todo cuanto existe participa de esta energía, todo es Dios.” Es falso. En la enseñanza de Reiki no se habla de Dios ni de dioses para nada. Por lo tanto, Reiki ni es panteísta, ni monoteísta, ni ateo, ni agnóstico ni nada. Reiki es una técnica ajena a las religiones.

También afirman que “Dios es energía, a veces se le llama “una fuerza de energía impersonal”. Volveos a lo de antes. En Reiki no se afirma eso en absoluto. La energía es energía. Nada más y nada menos.

Condenan la existencia del ‘Ki’. El ‘Ki’ que en japonés significa ‘energía vital’ es la energía de la vida. Es lo que tiene un cuerpo cuando está vivo. Es decir, el Ki es el fenómeno de la vida en sí mismo, desde el punto de vista del pensamiento japonés, tan alejado del occidental. La Iglesia Católica pretende confundir el ‘Ki’ con el alma. El alma es algo que está en las creencias de muchas religiones. El Ki está demostrado científicamente que existe: sólo hay que verlo, es la misma vida. Ver el Ki y creer en el alma es algo que tienen que decidir los mismos creyentes, no los practicantes de reiki, que nada dirán sobre el alma.

Dicen también que ‘los practicantes del Reiki creen que pueden usar esta energía de vida y transmitirla a otros para curar enfermedades y dolores. Estaríamos hablando entonces de técnicas mágicas y supersticiones. Ponen al servicio del hombre la sanación y curación’. Falso. Un practicante de Reiki no transmite ‘la energía de vida’, lo que hace es, con la imposición de manos, canalizar la energía universal a través de tu cuerpo y a través de tus manos al cuerpo de la otra persona para cargarla como una pila y eso le provocará bienestar. Sólo es eso. Tampoco hace falta que alguien crea que está traspasando energía. Es la técnica en sí la que produce el bienestar. Incluso a distancia, porque quien transmite la energía da las instrucciones para cómo recibirla. No es magia. No es superstición.

Así que pueden estar los católicos tranquilos de que reiki no es incompatible con su fe. Ni con esa ni con ninguna. Pero recalco, la confusión viene de la gente que practica Reiki y más cosas. Esas más cosas sí son incompatibles con la fe católica, con otras religiones, con el sentido común y hasta con la ley. Si te encuentras con alguien que dice practicar Reiki, y te habla de ángeles, guías, espíritus, y luego que si tienes el chakra tal bloqueado, que si te va a curar tal enfermedad, que no tomes medicamentos, etc… no estás ante un practicante de Reiki sino ante un charlatán y timador, porque seguro que te va a pedir dinero a cambio. Y eso, sí que es muy peligroso.

Ojo. Que nada quita que un practicante de Reiki crea en los ángeles por ejemplo. Pero no debe hablar de esto nunca con la persona a la que da Reiki. Porque son cosas distintas.

Y en cuanto a la Iglesia católica y su condena al Reiki, bueno ya estamos acostumbrados a que condenen lo que ellos mismo hacen. Sé de parroquias en dónde se ha dado Reiki.


Los 21 días de autolimpieza

Vamos a suponer que ya nos han iniciado en Reiki y que ya tenemos el primer nivel. No hemos aprendido a poner las manos todavía. ¡Paciencia, ya queda muy poco! porque nos queda por hacer una cosa muy importante. Los 21 días de autolimpieza o autodepuración.

Recordarás que cuando hablábamos del origen del Reiki y del fundador Mikao Usui, decíamos que éste estuvo retirado 21 días en el Monte Kurama en Japón, en plena naturaleza, meditando y recibiendo la iniciación en Reiki y visualizó los símbolos. Pues nosotros vamos a hacer lo mismo, pero claro, ¡no vamos a ir a Japón, aunque si puedes, házlo!

Después de recibir nuestra iniciación, vamos a estar 21 días haciendo lo que se conoce como autolimpieza o autodepuración. Normalmente, estamos todos los días cargándonos de energías negativas, de toxinas, de ‘basuras’ que se nos pegan al cuerpo y que nos hacen sentir mal.

Lo primero que vamos a cambiar es nuestra dieta. No bruscamente claro, pero tenderemos a comer comidas ligeras evitando las grasas, las carnes crudas. No, no significa que nos convirtamos en vegetarianos, lo cuál no estaría mal, pero sí que evitemos comidas pesadas. Por ejemplo, podemos incluir en nuestra dieta alimentos como las ensaladas y las frutas. Evitaremos el alcohol y el tabaco. Si eres fumador/a intenta fumar menos, que por cierto, el Reiki, te ayudará a dejar de fumar también. El agua es importante: mucha agua, bebamos agua, eso nos limpia y nos purifica.

Otra cosa que debes hacer es crearte un cuaderno de Reiki. ¿Eso que es? Pues un cuaderno cualquiera, donde cada día vas a dibujar 21 veces el símbolo del Primer Nivel, es decir, el Cho Ku Rei. Pero no dibujarlo a la carrera modo vámonos que nos vamos, no. Tienes que hacerlo despacio, con tranquilidad, en silencio o bien con una música adecuada. Puedes poner también un poquito de incienso. Y así, como si estuvieras haciendo caligrafía empiezas a hacer tus 21 dibujos del símbolo Cho Ku Rei.

¿Qué sentido tiene esto? Para que te vayas impregnando del símbolo en sí, se vaya metiendo en tu interior y cuando tengas que dibujarlo con tus manos lo puedas hacer con facilidad..

Te habrás dado cuenta que para hacer esto necesitas un tiempo y un espacio. Sé que en la vida diaria de hoy es difícil de hacer, pero tenemos que intentar conseguirlo. No se va a tardar mucho, pero podemos disponer de un cuarto de hora o veinte minutos diarios para nosotros mismos. No veas lo bien que te va a venir. En este espacio, te servirá para dibujar tus símbolos. Recuerda una cosa, los tienes que dibujar con mucho amor. ¿Amor? ¿Cómo pongo yo amor en un dibujo? Sólo con que dibujes con interés, con la voluntad de querer aprender Reiki para hacer el bien. Eso es amor. Hacer el bien es amor.

Durante estos 21 días que hagas esta depuración puede que notes síntomas físicos: un estado parecido al resfriado, con mocos, estornudos, un poco de dolor de cabeza, llagas pequeñas en la boca, erupciones pequeñas en la piel. No hay que preocuparse: es tu cuerpo que ‘está echando fuera’ todas esas toxinas que tú le has estado metiendo durante toda su vida. También puedes tener síntomas psíquicos: te vuelves más sensible, tienes más ganas de reír o de llorar. Cambios de humor. Lo mismo: tu mente empieza a echar fuera todo lo que le sobra.

Recuerda. 21 días. Durante estos, ya podremos poner las manos. De eso, hablaremos en el próximo post. Recuerda siempre que para poner las manos siempre necesitas haber sido iniciado/a por un maestro/a . Aunque, si no estás iniciado, podrás practicar antes las posturas de las manos, aunque no estarás dando Reiki.

MUY IMPORTANTE. 21 días. Elige un momento del día para hacerlo. No es aconsejable dejarlo para última hora. Algún día llegarás cansado o cansada y lo dejarás para el siguiente. ESO NO VALE. En Reiki ES MUY IMPORTANTE LA HONESTIDAD. Si fallas en tus 21 días, tendrás que empezar de nuevo, lo cual no es malo, porque ¿qué prisa tenemos? No vale engañarse a sí mismos y continuar, porque si nos engañamos a nosotros mismos es que entonces somos muy capaces de engañar a los demás y entonces no somos fieles a los principios del Reiki.

¡Nos vemos en el próximo post!


¿Y esto del Reiki, cómo se aprende?

Dando Reiki sentado en silla. Foto: https://flic.kr/p/PEkX9

Hay muchísima bibliografía en internet y también muchos libros que hablan sobre Reiki. Pero tanta información se te puede atragantar. Este blog pretende enseñarte Reiki de una manera sencilla y gratuita.

Aunque podrías aprender Reiki por tu cuenta, esto no es suficiente. En Reiki es necesaria la figura de un maestro o maestro que te inicie, o que te sintonice, que también se puede utilizar esta palabra, con la energía Reiki.

Mi opinión personal es que Reiki no se aprende en dos días y mucho menos en un fin de semana. Reiki es más que eso, es algo que te va llegando día a día, y que tienes que tomarlo a sorbitos, para que puedas saborear todos los conocimientos que van llegando.

Son muchas las personas que acuden un fin de semana para iniciarse en Reiki y ante tanto empacho de información, terminan por no enterarse de nada.

También pienso que la iniciación o la sintonización en Reiki debe ser gratuita. Reiki es un regalo y nunca se debe cobrar por él para lucrarse.

Bien es verdad, que para hacer una iniciación en  Reiki se necesita sitio. Normalmente se inician a varias personas a la vez, aunque se puede hacer a una sola. Pero si se necesita un sitio y se alquila por ejemplo, una sala de un hotel para diez personas y eso vale 200 euros, pues se dividiría el coste entre diez y saldría a veinte euros. Eso tiene su lógica, no lo va a pagar el maestro o maestra solamente. Pero eso no es cobrar ni ganar dinero con Reiki, eso es compartir gastos.  Hay que tener clara esta idea. Si alguien te quiere cobrar que te deje bien claro para qué es ese dinero. Desconfía quien te diga que es para obras de caridad y tal. Las obras de caridad no se pregonan.

Cuando aprendes Reiki y deseas practicarlo tú debes comunicarlo a tu maestro/a y éste/a te iniciará. Reiki tiene tres niveles: primero, segundo y tercero (maestría). Algunas personas dicen que son cuatro: primero,segundo, tercero y maestría, para así poder cobrarte cuatro veces. Yo creo, como muchos maestros que el tercer nivel equivale a la maestría.

Recuerda que hablamos que Mikao Usui en aquella meditación que tuvo en el monte Kurama visualizó unos símbolos. El uso de estos símbolos, que ya iremos viendo, van correspondiendo a cada nivel de Reiki.

En el primer nivel, la persona puede dar Reiki a los demás y a sí mismo, pero este Reiki está limitado para lo físico del cuerpo, es decir, es beneficioso, para aliviar dolores y malestares físicos.

El segundo nivel sirve para lo psíquico del cuerpo y también para poder enviar Reiki a distancia.

El tercer nivel o maestría, sirve para enseñar a los demás a dar Reiki, que es lo que estoy haciendo yo a través de este blog. Cuando aprendes Reiki, te sientes tan feliz que quieres compartirlo con los demás. Compartirlo, no hacer negocio.

Pues ya sabemos que existen tres niveles de Reiki y que cada cuál utiliza unos símbolos. De eso hablaremos en el próximo artículo.

 


Orígenes del Reiki: Mikao Usui

¿Y todo esto del reiki como aparece, cómo surgió? Te preguntarás. Pues bien, realmente el Reiki ha existido toda la vida de una manera muy elemental. Seguro que cuando te has golpeado con algo, o te duele alguna parte del cuerpo, instintivamente te pones la mano sobre la zona dolorida. Eso es imposición de manos. Te pones la mano porque sabes que te alivia, o por lo menos, pretendes que te alivie, tienes la intención de que te alivie.
Te habrás preguntado también quién es ese señor que preside la fotografía de este blog. Es Mikao Usui. Hay muchísima bibliografía en internet sobre la vida de este señor y que te animo a que aprendas sobre él cuando lo consideres oportuno. Por ahora, sólo vamos a comenzar sabiendo esencialmente quién era. La verdad es que hay muchos datos sobre él, y algunos, contradictorios, dependiendo de quién lo cuente. Pero aquí y por ahora, nos vamos a quedar con lo esencia y lo que nos interesa para empezar a conocer Reiki.
Mikao Usui era una persona nacida en Japón, nacido el 15 de agosto de 1865 y fallecido el 9 de marzo de 1926. Unos dicen que sacerdote, otros que teólogo… el caso es que Mikao era una persona tremendamente espiritual y que bebía de dos fuentes principales: el cristianismo y el budismo. Llevaba mucho tiempo reflexionando sobre el sufrimiento humano y esto le llevo una vez a iniciar una meditación en la naturaleza, en el monte Kurama de Japón durante 21 días.(Ojo a estos 21 días, que ya volveremos a hablar sobre ello). Allí experimentó lo que en budismo se llama iluminación y comprendió que cómo canalizar la energía vital que procedía del universo y de la persona misma para ayudar a sanar a las personas: esa energía que el mismo llamó Reiki y que anteriormente hemos definido que es. También en esta meditación visualizó una serie de símbolos, caracteres muy parecidos a las letras japonesas y que son de vital importancia a la hora de aplicar Reiki. Ya hablaremos de la importancia de esos símbolos y aprenderemos su uso.
Hay que tener en cuenta y es muy importante, que aunque Mikao Usui tenía formación religiosa, la utilización de Reiki no necesita de ninguna religión. Puede ser practicada por cualquier persona creyente en lo que sea, atea u agnóstica. Sólo es cuestión de aprender la técnica de canalización de la energía.
Mikao Usui difundió entre un grupo de seguidores esta técnica que fue transmitida de unas personas a otras , por todos los sitios del mundo y a través de diversas generaciones. A esta línea de transmisión se le llama Linaje que te puede asegurar que quién te está enseñando Reiki, realmente lo ha aprendido y está iniciado (ya hablaremos de qué es esto de la Iniciación, por la que algún listo o lista pretenderá alguna vez sacarte dinero: no les hagas caso, el Reiki es un acto de amor al prójimo y no se debe cobrar por ello, es mi opinión)
Sin embargo, Mikao Usui no sólo es importante por redescubrir la técnica del Reiki, porque como dije al principio, el Reiki ha existido siempre, sino por plantearnos cinco principios para llevar adelante en nuestra vida y que son:

Sólo por hoy, no te enfades.
Sólo por hoy, no te preocupes.
Honra a tu familia, tus maestros, tus mayores.
Gánate la vida honradamente.
Demuestra gratitud ante todo ser vivo.

Principios muy importantes para vivir una vida tranquila, porque en realidad, si piensas ¿te imaginas a alguien dando Reiki enfadado, preocupado, que engañe a sus padres, que los maltrate, que sea un ladrón y quiera timarte y que haga daño a las plantas y los animales?
¡Es imposible!
Estos principios los podrás encontrar en distintas versiones por las diversas traducciones desde el japonés, pero en esencia, todo es lo mismo.

Con esto ya tenemos bastante para hoy, puedes preguntar lo que se te ocurre. ¡Y nos vemos en el próximo artículo!

Os dejo con este bonito vídeo con los principios del Reiki cantados. Escúchalos en silencio, tranquilo/a y a disfrutar.