Reiki para niños y niñas

Fotografía Pixabay

Fotografia Pixabay

La práctica del reiki con niños y niñas es un tema delicado. Primero tienes que tener muy clara la legislación de tu país. En España, necesitas tener la autorización del padre, la madre o sus tutores legales para dar reiki a un menor de edad. Si eres de los que ha convertido el reiki en una práctica ‘profesional’ y tienes una consulta y trabajas con niños, también debes disponer de un certificado del Ministerio de Justicia donde se indique que estás libre de condenas por delitos sexuales. Eso en España. En otros países, desconozco la legislación.

Una vez tenida la autorización de padres, madres o tutores, la sesión de reiki se debe dar siempre en presencia de ellos. Al niño o la niña hay que explicarle muy bien que es una sesión de reiki. Si vemos que no la comprende, no debemos dar reiki.

Como siempre aconsejo, es mejor aprender reiki para darlo a uno mismo o a nuestros seres queridos o amigos a ponernos en manos de extraños. El efecto es el mismo, pero el trato y la confianza, obviamente no es igual.

Si nuestros hijos, sobrinos, etc… está acostumbrados a ver cómo nosotros mismos practicamos reiki, ellos no tendrán ninguna dificultad en aprenderlo y hacerlo por sí mismos o pedir a sus padres o familiares que se lo hagan.

También hay que explicarles a los niños y a las niñas que reiki no es una técnica que sepa utilizar y mucho menos conocer todo el mundo, por lo que no es aconsejable que lo hagan en sitios donde no se conozcan como el colegio, etc… porque literalmente los pueden tomar por locos.

Así que mucho cuidado con la infancia y el reiki. Siempre acompañado de padres y madres y nunca dejarlos solos en manos de desconocidos.

En caso de niños y niñas con problemas de hiperactividad, y sólo si son nuestros hijos, podríamos hacerle reiki a distancia. Recuerdo que el reiki a distancia solo se puede enviar a quien lo quiere recibir y está preparado para ello, o a quien por circunstancias muy especiales, como un accidente que provoca la inconsciencia o en este caso que hablamos, de los niños y niñas.

¿Hasta dónde podemos enseñar reiki? Depende la edad. Un niño o una niña de nueve años puede llegar perfectamente a segundo nivel. Si hablamos de menores de edad más mayores, de quince a dieciocho, perfectamente se pueden preparar para el tercer nivel y la maestría.

 

Anuncios