La Iglesia Católica contra el #reiki – Reiki y católicos

Reiki en cabeza

Reiki en cabeza

Últimamente, desde sectores de la Iglesia Católica se está criticando mucho a la práctica del Reiki y del yoga. De yoga no sé mucho, pero de Reiki sí, y voy a explicar aquí por qué el Reiki no es incompatible con el cristianismo ni incluso con la religión católica.

Antes que nada, hay que reconocer que gran culpa de esta ‘condena’ de la Iglesia (especialista en condenar, por cierto) también es debido al mal uso del Reiki que hacen muchas personas que no son practicantes de Reiki, sino simplemente curanderos y timadores que utilizan una amalgama de prácticas a lo que llaman con palabras científicas y que llevan a la confusión de muchas personas.

Estas acusaciones las saco de un blog católico al que no voy a enlazar para no dar publicidad a sus falsedades.

Acusa la Iglesia Católica de que el Reiki pertenece a la corriente de la Nueva Era o la New Age. No es verdad. Reiki es una técnica que redescubre en Japón Mikao Usui en 1992.

También la Iglesia Católica habla de Reiki como una ‘enseñanza budista’. Asimismo es falso, Reiki es una técnica que no tiene que ver con ninguna religión. Ni cristiana ni budista ni otras.

Afirman en este blog que ‘Reiki es un método de curación por medio de la energía cósmica y vital’. Es falso. Reiki no cura nada. Reiki es una técnica que ayuda a curar porque te produce un estado de bienestar semejante al que produce una sesión de meditación.

Dice también que ‘para los seguidores del Reiki cuando alguien se siente enfermo, deprimido o no saludable de alguna manera, es una indicación de que su energía está “desequilibrada”.’ Falso. Los practicantes – que no seguidores – de Reiki sabemos que es una enfermedad y por qué se produce. Que la diagnóstica un médico y que la única cura viene a través de la medicina, ya sea con fármacos, terapias o cirugía. No tiene nada que ver con energías que falten o sobren o se desequilibren.

Señalan en este blog que “el Reiki es panteísta, enseña que el hombre es una simple emanación de la “energía divina cósmica. Todo cuanto existe participa de esta energía, todo es Dios.” Es falso. En la enseñanza de Reiki no se habla de Dios ni de dioses para nada. Por lo tanto, Reiki ni es panteísta, ni monoteísta, ni ateo, ni agnóstico ni nada. Reiki es una técnica ajena a las religiones.

También afirman que “Dios es energía, a veces se le llama “una fuerza de energía impersonal”. Volveos a lo de antes. En Reiki no se afirma eso en absoluto. La energía es energía. Nada más y nada menos.

Condenan la existencia del ‘Ki’. El ‘Ki’ que en japonés significa ‘energía vital’ es la energía de la vida. Es lo que tiene un cuerpo cuando está vivo. Es decir, el Ki es el fenómeno de la vida en sí mismo, desde el punto de vista del pensamiento japonés, tan alejado del occidental. La Iglesia Católica pretende confundir el ‘Ki’ con el alma. El alma es algo que está en las creencias de muchas religiones. El Ki está demostrado científicamente que existe: sólo hay que verlo, es la misma vida. Ver el Ki y creer en el alma es algo que tienen que decidir los mismos creyentes, no los practicantes de reiki, que nada dirán sobre el alma.

Dicen también que ‘los practicantes del Reiki creen que pueden usar esta energía de vida y transmitirla a otros para curar enfermedades y dolores. Estaríamos hablando entonces de técnicas mágicas y supersticiones. Ponen al servicio del hombre la sanación y curación’. Falso. Un practicante de Reiki no transmite ‘la energía de vida’, lo que hace es, con la imposición de manos, canalizar la energía universal a través de tu cuerpo y a través de tus manos al cuerpo de la otra persona para cargarla como una pila y eso le provocará bienestar. Sólo es eso. Tampoco hace falta que alguien crea que está traspasando energía. Es la técnica en sí la que produce el bienestar. Incluso a distancia, porque quien transmite la energía da las instrucciones para cómo recibirla. No es magia. No es superstición.

Así que pueden estar los católicos tranquilos de que reiki no es incompatible con su fe. Ni con esa ni con ninguna. Pero recalco, la confusión viene de la gente que practica Reiki y más cosas. Esas más cosas sí son incompatibles con la fe católica, con otras religiones, con el sentido común y hasta con la ley. Si te encuentras con alguien que dice practicar Reiki, y te habla de ángeles, guías, espíritus, y luego que si tienes el chakra tal bloqueado, que si te va a curar tal enfermedad, que no tomes medicamentos, etc… no estás ante un practicante de Reiki sino ante un charlatán y timador, porque seguro que te va a pedir dinero a cambio. Y eso, sí que es muy peligroso.

Ojo. Que nada quita que un practicante de Reiki crea en los ángeles por ejemplo. Pero no debe hablar de esto nunca con la persona a la que da Reiki. Porque son cosas distintas.

Y en cuanto a la Iglesia católica y su condena al Reiki, bueno ya estamos acostumbrados a que condenen lo que ellos mismo hacen. Sé de parroquias en dónde se ha dado Reiki.

Anuncios

No, Reiki no se debe aplicar en hospitales

Reiki en Hospitales

Reiki en hospitales

Escribo este artículo a raíz de la prohibición y la petición de dar reiki en hospitales en España.

El Reiki no es una disciplina sanitaria. Como he dicho ya en muchas ocasiones, sólo es una técnica que te ayuda en el proceso de sanación de una enfermedad.

Para trabajar en un hospital se necesita, además de la titulación sanitaria oficial obligatoria, una serie de conocimientos sanitarios que los practicantes de Reiki, o por lo menos yo, carecemos. El practicante de Reiki no es médico, no es enfermero o enfermera, no es Fisioterapeuta, no es auxiliar de clínica, por lo tanto, no puede hacer NADA en un hospital, tanto por la seguridad de la persona enferma (Ejemplo: que un terapeuta de Reiki se empeñe en darle una terapia a alguien que necesite reposo y que no pueda recibir visitas) o al revés (que un terapeuta de Reiki se empeñe en darle Reiki a un enfermo infeccioso y no tome las precauciones adecuadas).

Queda claro. En el hospital sólo pueden trabajar los profesionales y por supuesto, con la medicina tradicional. Nada de homeopatías e inventos varios. Yo no me explico como a la administración española se le ha colado esto por las puertas. Porque ya sabemos que dentro de la práctica de Reiki tenemos gente que somos conscientes de lo que es y luego tenemos a muchos curanderos, porque no son otra cosa, que utilizan el reiki y miles de técnicas más para hacer parecer ‘científico’ algo que no lo es y que insisto, es curanderismo.

Ahora bien. Yo que practico Reiki. ¿Podría hacerme autoreiki si caigo enfermo y estoy en el hospital? Si se lo pregunto al médico y éste me deja, sí. Si no, no podré hacerlo. ¿Y por que nó? Pues el médico tendrá sus razones y en el hospital y en tu tratamiento, es él quien decide.

¿Podría alguien darme Reiki si yo lo pido, un familiar, un amigo, etc, mientras estoy en el Hospital? Lo mismo. Si el médico, lo autoriza, sí.

¿Qué haría yo en estos casos? Yo dejo el Reiki para una práctica más personal. El Reiki no deja de ser otro tipo de meditación. Hay que tener en cuenta que en el Hospital vamos a estar acompañados y que a la persona que tengamos al lado le puede parece extraña nuestra técnica si no la conoce. Es como si viéramos que el enfermo de al lado se levanta a hacer Chi Kung, Tai Chi o Yoga.

Recuerda que para practicar Reiki debes estar iniciado por un maestro o maestra. Si no puedes porque no conozcas a nadie o te quieren cobrar un dinero que no tienes, ponte en contacto conmigo en alfonso.saborido@gmail.com


¿Qué peligros tiene la práctica de Reiki?

Reiki Gratis

Reiki Gratis

Objetivamente, no tiene ningún peligro en lo que es la práctica en sí y sus resultados. Reiki ayuda a sanar porque te produce un estado de bienestar y tranquilidad beneficioso para combatir cualquier enfermedad.

Sin embargo, sí existe peligro en lo que lo que rodea al Reiki: las personas.

¿Cuáles son estos peligros?

Un terapeuta de Reiki sólo da Reiki. No te fíes, porque es peligroso e ilegal, de nadie, que amparándose en el Reiki te diagnostique cualquier tipo de mal. Eso sólo lo puede hacer un médico.

Por lo tanto, un terapeuta de Reiki no te puede decir que ‘tienes un chakra bloqueado o que te ve ‘algo oscuro’ en tal zona del cuerpo. No. Eso no es Reiki. Eso es curanderismo.

Un terapeuta de Reiki tampoco puede utilizar un péndulo para averiguar que chakras tienes bloqueados y adivinar que enfermedad tienes. Todo terapeuta de Reiki aprende que la energía Reiki es inteligente y va a dónde tenga que ir, sin que quien canaliza indique ningún camino. Así que evita a quien intente ponerte un péndulo para ‘adivinar’ cosas. Eso no es Reiki. Eso es magia.

Un terapeuta de Reiki JAMÁS te puede decir que no sigas un tratamiento médico que te hayan puesto. O que no tomes tal o cuál medicamento. O que tomes alguna medicina, incluyendo hierbas medicinales. Algunas hierbas medicinales pueden interferir en tratamientos médicos y el médico tiene que tener conocimiento de ello. Por lo tanto, JAMÁS hagas caso de nadie que te de consejos sobre fármacos. Un terapeuta de Reiki no hace eso.

Nunca te quedes con ningún terapeuta de Reiki que te obligue a estar sólo o sola con él. Todo el mundo tiene el derecho a recibir Reiki si lo quiere estando acompañado por alguien de su confianza. Especialmente con menores de edad. JAMÁS se le puede dar Reiki a un menor de edad sin la presencia de su padre o de su madre.

Reiki tampoco es una religión. JAMÁS un terapeuta de Reiki rezará, hará oraciones, etc. delante de un paciente. Para practicar Reiki eso no es necesario. Distinto es que el terapeuta de Reiki cuando medite o canalice el Reiki decida de motu proprio hacerlo a título personal, el rezar, recitar un mantra, etc. o cualquier cosa que le ayude a meditar, pero siempre lo hará interiormente, en silencio y sin que el paciente ni nadie se entere.

El mayor enemigo del terapeuta de Reiki es el Ego. Un terapeuta de Reiki sólo es una persona que canaliza Reiki. No tiene poderes. No es un ser especial. No tiene clarividencia. No es mágico. Es una persona normal y corriente que ha aprendido una técnica y así es como ha de mostrarse. ¡Cuídate de los maestros que se creen líderes! ¡Puedes estar entrando en una secta sin darte cuenta! El maestro te enseña y cuando terminas la preparación, el único vínculo que tienes es el ponerte en contacto cuando necesites ayuda. Nunca sigas a alguien que te haga depender de ellos. Un maestro de reiki o un terapeuta de Reiki nunca pueden crear dependencia en los pacientes. Todo el mundo da Reiki igual. Nadie es mejor o peor. Varían las maneras de hacer las técnicas. Pero todo es lo mismo. Todos somos iguales.

¿Se te ocurre alguna otra cuestión sobre el Reiki que te preocupe? Deja tu comentario.

Recuerda que para practicar Reiki tienes que estar iniciado por un maestro o maestra. Si no lo encuentras, o te quieren cobrar un dinero que no tienes, escribe a alfonso.saborido@gmail.com donde te formaré e iniciaré gratuitamente. Reiki Gratis.