El origen de la enfermedad y el Reiki

Una vez me encontré una señora de estas que hablan muy despacio, que parecen estar iluminadas por el mismísimo Buda o en proceso de misticismo como Santa Teresa de Jesús. No sé por qué, le dije que me dolía la garganta, algo muy común en mí, y me contestó que eso era porque había un conflicto en mi interior que me impedía hablarlo. Con todos mis respetos, pero me entró la risa. Le expliqué que a mí me dolía la garganta, porque soy alérgico, me operaron de pequeño de las amígdalas y que solía dormir con la boca abierta, con lo cual , siempre tenía problemas de garganta.

También sufro de taquicardias esporádicamente, me viene de pequeño también. Otro señor me explicó que eso era debido a un conflicto interno personal que hacía que mi corazón latiera deprisa.

Por último, una chica que utilizaba palabras muy técnicas me quiso ofrecer, previo pago claro, un equilibrio de mi ADN. Esta chica sin embargo no era capaz de decir todo seguido ácido desoxirribonucléico.

Ni la señora ni el señor ni la chica eran médicos. No tenían ni el bachillerato. Eran incultos. Simplemente eran mentirosos.

La enfermedad es el estado por el cual un organismo pierde su normalidad en la salud y pueden ser por causas internas o externas. Las internas, el cáncer por ejemplo. Las externas, una bacteria o un virus. Toda enfermedad tiene su causa, pero os la tiene que decir el médico. Nada de inventos ni de medicinas alternativas ni medicinas germánicas ni chamanismos ni nada. Estamos en el siglo XXI. La época de la oscuridad en la ciencia ya pasó.

Un prácticante de reiki sólo tiene que hacer eso: dar reiki, o mejor dicho, canalizar reiki. NADA DE DIAGNOSTICAR. NO SOMOS MÉDICOS. Poner las manos y punto. Se acabó. Si queremos más, las facultades de medicina están abiertas.

Por último, alejénse de todos los charlatanes que os inventan enfermedades. Son peligrosos. Si os encontráis con gente así, ponerlo en conocimiento de las autoridades locales de salud, porque mucha gente puede dejar los tratamientos médicos al creer estas mentiras y perder la vida.

 

Anuncios

¿Se pierde la capacidad para dar Reiki?

Reiki en cabeza

Reiki en cabeza

Es una pregunta que me suelen hacer muy a menudo, sobre todo por la contaminación que ha hecho de las permanencias y pérdidas de ‘capacidades’ para manejar la energía reiki, esa mala copia de la práctica del reiki llamada ‘El Toque Zen’.

No. Nunca se pierde la capacidad para dar Reiki. Es como quien aprende a montar en bicicleta o a leer. No se olvida. Lo aprendiste y ahí está. Es verdad que si no lo practicas se te olvidarán muchas cosas de cómo se hacían. Pero basta con volver a coger un libro o preguntar a un maestro o practicante y de nuevo te acuerdas y te puedes poner a practicar.

Yo ahora mismo sería incapaz de resolver una integral, una derivada o incluso una raíz cuadrada. No me acuerdo. Pero si me pongo y repaso, seguro que lo vuelvo a hacer.

Hay que tener cuidado con esto de que se pierden las capacidades. Normalmente, si alguien te dice eso, que ‘se pierde’ lo que está intentando es engañarte primero, y luego, crear un vínculo de dependencia hacia esa persona. En el mejor de los casos te pueden robar el dinero. Ya. No te lo van a robar con una pistola. Te pondrán un cofre delante y dirás que ‘des la voluntad‘. También te contarán que ese dinero irá a entidades benéficas, que por cierto, nunca te enterarás cuáles son. Eso digo es lo mejor que te puede pasar si caes en manos de estos desalmados que dicen que se pierden las capacidades. Lo peor, es que te metes en una secta y no te das ni cuenta.

Así que ¡CUIDADO! Reiki lo aprendes y es para siempre. Que nadie te engañe diciéndote lo contrario. Algunos maestros/as hay que te dicen que necesitas ‘reiniciarte’ previo paso por caja, por supuesto.

Insisto. Reiki es para siempre.

 


La Iglesia Católica contra el #reiki – Reiki y católicos

Reiki en cabeza

Reiki en cabeza

Últimamente, desde sectores de la Iglesia Católica se está criticando mucho a la práctica del Reiki y del yoga. De yoga no sé mucho, pero de Reiki sí, y voy a explicar aquí por qué el Reiki no es incompatible con el cristianismo ni incluso con la religión católica.

Antes que nada, hay que reconocer que gran culpa de esta ‘condena’ de la Iglesia (especialista en condenar, por cierto) también es debido al mal uso del Reiki que hacen muchas personas que no son practicantes de Reiki, sino simplemente curanderos y timadores que utilizan una amalgama de prácticas a lo que llaman con palabras científicas y que llevan a la confusión de muchas personas.

Estas acusaciones las saco de un blog católico al que no voy a enlazar para no dar publicidad a sus falsedades.

Acusa la Iglesia Católica de que el Reiki pertenece a la corriente de la Nueva Era o la New Age. No es verdad. Reiki es una técnica que redescubre en Japón Mikao Usui en 1992.

También la Iglesia Católica habla de Reiki como una ‘enseñanza budista’. Asimismo es falso, Reiki es una técnica que no tiene que ver con ninguna religión. Ni cristiana ni budista ni otras.

Afirman en este blog que ‘Reiki es un método de curación por medio de la energía cósmica y vital’. Es falso. Reiki no cura nada. Reiki es una técnica que ayuda a curar porque te produce un estado de bienestar semejante al que produce una sesión de meditación.

Dice también que ‘para los seguidores del Reiki cuando alguien se siente enfermo, deprimido o no saludable de alguna manera, es una indicación de que su energía está “desequilibrada”.’ Falso. Los practicantes – que no seguidores – de Reiki sabemos que es una enfermedad y por qué se produce. Que la diagnóstica un médico y que la única cura viene a través de la medicina, ya sea con fármacos, terapias o cirugía. No tiene nada que ver con energías que falten o sobren o se desequilibren.

Señalan en este blog que “el Reiki es panteísta, enseña que el hombre es una simple emanación de la “energía divina cósmica. Todo cuanto existe participa de esta energía, todo es Dios.” Es falso. En la enseñanza de Reiki no se habla de Dios ni de dioses para nada. Por lo tanto, Reiki ni es panteísta, ni monoteísta, ni ateo, ni agnóstico ni nada. Reiki es una técnica ajena a las religiones.

También afirman que “Dios es energía, a veces se le llama “una fuerza de energía impersonal”. Volveos a lo de antes. En Reiki no se afirma eso en absoluto. La energía es energía. Nada más y nada menos.

Condenan la existencia del ‘Ki’. El ‘Ki’ que en japonés significa ‘energía vital’ es la energía de la vida. Es lo que tiene un cuerpo cuando está vivo. Es decir, el Ki es el fenómeno de la vida en sí mismo, desde el punto de vista del pensamiento japonés, tan alejado del occidental. La Iglesia Católica pretende confundir el ‘Ki’ con el alma. El alma es algo que está en las creencias de muchas religiones. El Ki está demostrado científicamente que existe: sólo hay que verlo, es la misma vida. Ver el Ki y creer en el alma es algo que tienen que decidir los mismos creyentes, no los practicantes de reiki, que nada dirán sobre el alma.

Dicen también que ‘los practicantes del Reiki creen que pueden usar esta energía de vida y transmitirla a otros para curar enfermedades y dolores. Estaríamos hablando entonces de técnicas mágicas y supersticiones. Ponen al servicio del hombre la sanación y curación’. Falso. Un practicante de Reiki no transmite ‘la energía de vida’, lo que hace es, con la imposición de manos, canalizar la energía universal a través de tu cuerpo y a través de tus manos al cuerpo de la otra persona para cargarla como una pila y eso le provocará bienestar. Sólo es eso. Tampoco hace falta que alguien crea que está traspasando energía. Es la técnica en sí la que produce el bienestar. Incluso a distancia, porque quien transmite la energía da las instrucciones para cómo recibirla. No es magia. No es superstición.

Así que pueden estar los católicos tranquilos de que reiki no es incompatible con su fe. Ni con esa ni con ninguna. Pero recalco, la confusión viene de la gente que practica Reiki y más cosas. Esas más cosas sí son incompatibles con la fe católica, con otras religiones, con el sentido común y hasta con la ley. Si te encuentras con alguien que dice practicar Reiki, y te habla de ángeles, guías, espíritus, y luego que si tienes el chakra tal bloqueado, que si te va a curar tal enfermedad, que no tomes medicamentos, etc… no estás ante un practicante de Reiki sino ante un charlatán y timador, porque seguro que te va a pedir dinero a cambio. Y eso, sí que es muy peligroso.

Ojo. Que nada quita que un practicante de Reiki crea en los ángeles por ejemplo. Pero no debe hablar de esto nunca con la persona a la que da Reiki. Porque son cosas distintas.

Y en cuanto a la Iglesia católica y su condena al Reiki, bueno ya estamos acostumbrados a que condenen lo que ellos mismo hacen. Sé de parroquias en dónde se ha dado Reiki.


Reiki, sectas y demás engaños y manipulaciones.

Sectas

Sectas

El reiki es sólo reiki. No es más que el proceso por el cual a través de las manos canalizamos la energía universal para ayudarnos a estar mejor de salud. En resumidas cuentas, es eso. Nada más ni nada menos. Pero claro, en esta vida hay de todo y han aparecido mucha gente que ha desvirtuado la esencia del Reiki para usarlo a su conveniencia. Y empieza el lío. Porque mezclan Reiki con otras cosas que no tienen nada que ver.

Las personas que se acercan al Reiki, generalmente, es porque tienen algún problema de salud. Son personas vulnerables, heridas en sus emociones, y que normalmente no han encontrado una solución en la medicina convencional, bien porque no existe esa solución y buscan soluciones paliativas o porque los servicios públicos de salud, como sucede en Andalucía, no responden como debieran y las personas en su desesperación buscan alternativas.

Pero debemos estar alertas. INSISTO. Reiki es sólo Reiki. Pero seguro que nos vamos a encontrar a quienes se llaman a sí mismos ‘Terapeutas holísticos’. Detrás de este nombre rimbombante nos encontramos con su verdadero significado: ‘Yo hago de todo’. Nos encontramos pues con ‘terapeutas’ que además de Reiki manejan flores de Bach, homeopatía, sincronizaciones de ADN, constelaciones familiares, etc, etc… y que le hacen un plan de ‘recuperación’ a la persona enferma que no sirve absolutamente de nada, salvo para sacarles el dinero.

Pero puede ser peor, hay mucha gente que une el Reiki a la espiritualidad o la religión. Quien conoce la técnica del Reiki, sabe que en el fondo no es más que una técnica de relajación y de meditación que está demostrado que es beneficioso para la salud. No más. Podrás creer en la trasmisión de la energía universal o no. No hace falta. Realmente lo que importa es la técnica de la imposición de manos, a ti o a los otros. Reiki no es exigente. Su práctica sencilla sólo produce bienestar que ya es mucho.

Pero la unión de Reiki con espiritualidad o religiones es una bomba de relojería. Hay que saber separar muy bien una cosa de la otra. Yo, que escribo esto, soy cristiano. Pero no mezclo el Reiki con el cristianismo. Puedo utilizar por ejemplo a la hora de meditar el recitado de un mantra hindú, o en mi caso, y por familiaridad, el rezo de un rosario. Pero estoy aplicando métodos, no mezclando creencias. Hay gente que los mezcla y entonces nos encontramos con fórmulas como el Reiki acompañado de ángeles, seres de luz, espíritus, etc. Eso es una cuestión personal, el que creas o no. PERO NO MEZCLES.  Si mezclas, y esa mezcla no nace de ti (que en el fondo no es importante, ya que es tu decisión personal e íntima) sino de la enseñanza de un maestro, OJO, puedes estar entrando en una secta sin saberlo. Un maestro de Reiki JAMÁS te hablará de religión. Evitará en todo momento hablarte de Dios o dioses porque Reiki es una técnica que puede ser utilizada por ateos, agnósticos o creyentes.

Si te encuentras con un maestro de Reiki con estas características: mucha espiritualidad, te habla de Dios, te da oraciones, etc… y si te produce apego, es decir, que parece que tu aprendizaje en Reiki no puede ser nada sin el contacto directo con ese maestro y además, te cuesta mucho que te enseñe a ser maestro a ti también, mucho cuidado y aléjate. O que imponga un ritmo muy concreto de lecciones presenciales a las que no puedes faltar y si faltas tienes sensación de culpa… muy posiblemente hayas topado a alguien que está utilizando la enseñanza del Reiki para su propio beneficio y puede estar lavándote el cerebro, algo que nos puede pasar a todos. Así que atención y cuidado. El mundo del Reiki está en la frontera con la ‘zona oscura’ como yo la llamo, y hay mucha gente avispada para sacarnos los dineros o nuestros servicios. Y no olvides que en Reiki no hay líderes algo esencial en una secta. Los maestros y maestras han de ser personas humildes.

Para finalizar como siempre digo, lo mejor es que tú seas quien aprendas a dar y recibir Reiki y no dependas de nadie. Si quieres aprender reiki de manera gratuita, sólo tienes que ponerte en contacto conmigo en alfonso.saborido@gmail.com Por favor, no dejes datos tuyos personales en los comentarios.