¿Es efectivo el reiki a distancia?

Reiki a distancia

Reiki a distancia

Una de las cosas más sorprendentes del Reiki es cuando se aprende que se puede dar Reiki a distancia. Tiene su lógica. El Reiki está formado por el Rei (la energía universal) y el Ki (la energía vital). Sabemos que la energía universal está en todo el universo y por tanto, en todos los lugares de la Tierra. Sabemos también que la energía Reiki va ‘ a dónde tiene que ir’ , es decir, si te duele un hombro, no tienes porqué ponerte la mano en el hombro. Tienes que hacer una sesión de Reiko como siempre. Ya la energía ‘irá’ a dónde tenga que ir.

Para enviar Reiki a distancia necesitas haber sido iniciado en segundo nivel de Reiki ya que utilizaremos el símbolo de segundo nivel Hon Sha Ze Sho Nen.

Ahora bien. ¿Es igual de efectivo? Encontraremos por todos lados que sí… yo desde mi experiencia os digo que no.

La sensación que tiene el paciente que está recibiendo Reiki cuando el terapeuta le pone las manos no tiene nada que ver a lo que siente el paciente que está recibiendo Reiki a distancia. El envío de Reiki a distancia no es sincrónico. Es decir, si estás en Argentina y yo en España. Yo te envío Reiki y tú ‘lo recoges’ cuando puedas. Pero claro, tienes que poder y saber buscar una situación adecuada para recogerlo. La mejor es sin duda, hacer una meditación. Pero no todas las personas saben ni están preparadas. Y si las preparamos para que sepan como recibir el Reiki efectivamente (imaginaros intentar recibir Reiki en una discoteca bailando, es imposible, muchas interferencias ajenas), ¿no sería mejor prepararlas para el primer nivel y que aprendieran a darse reiki a sí mismas?

Así que yo no recomiendo el Reiki a distancia salvo en cuestiones de extrema necesidad, porque como digo, los efectos no serán los mismos si la persona que lo recibe no sabe ‘poner la antena’.

Por supuesto, no se puede enviar Reiki a quien no lo ha pedido o no lo quiere. No le va a llegar nunca.

Recomendable siempre y en todo caso, dar Reiki de manera presencial.

Otra cosa, es aprender a dar Reiki a distancia. Se puede hoy aprender perfectamente con todos los recursos que ofrece internet y a iniciarse a distancia, ya que se hace de una manera muy sencilla que no dura más de un cuarto de hora.

Si quieres aprender Reiki gratuitamente de cualquier nivel, ponte en contacto conmigo en alfonso.saborido@gmail.com

 

Anuncios

Los símbolos

Cuando recibí mi primera sesión de Reiki, iba con una actitud totalmente escéptica y muy observante en cada cosa que hacía la persona que me daba Reiki. Soy un  poco sordo y no escucho bien cuando hablan bajito, pero veía que la persona hacía unos signos con las manos y pronunciaba bajo algo que yo no acertaba a entender.

De ahí aprendí que es esencial que siempre siempre siempre expliquemos antes a las personas a la que demos Reiki que es lo que vamos a hacer; así la persona no se sorprenderá y no estará distraída pensando en a ver qué me está haciendo éste, en vez de relajarse, dejar la mente en blanco y dejarse llevar.

Pues bien, estos signos y estas cosas que yo no escuchaba son los símbolos. Recordad que hablábamos que Mikao Usui en aquel retiro de 21 días en el Monte Kurama y que durante dicho retiro visualizó una serie de símbolos. Esto de los símbolos es un poco difícil de entender la primera vez que te acercas al Reiki, o por lo menos, a mí me costó trabajo. Los símbolos son grafismos que provienen del sánscrito o del japonés, como si fueran letras occidentales de las nuestras. ¿Para qué sirven? Son como la llave que afina y potencia la dirección del Reiki. Cuando recibimos Reiki, la energía vital procedente del universo, entra en nosotros como un cañón, por ello, tenemos que redirigirla y aplicarla según nos convenga.

Cada nivel de Reiki tiene unos símbolos que se pueden utilizar. En primer nivel y por tanto, el primer símbolo que se aprende a utilizar es el Cho Ku Rei. Sí, nombres son un poco difíciles de aprender. ¡Dejad que lleguen los de segundo nivel!, ¡Esos sí que son difíciles! bueno, no es para tanto, con práctica, se aprende y no es difícil, no, es broma, aunque me costó un poco.

Leer el resto de esta entrada »