¿Qué me pasa? No siento nada cuando recibo reiki.

Meditación

Meditación

Es una de las cuestiones más preguntadas por las personas que reciben reiki, e incluso, por la que los dan. Todo viene debido a una mala enseñanza del uso de la práctica reiki. Muchas personas – que en realidad no están practicando reiki, sino magia blanca o u otro tipo de rito que nada que tiene que ver con reiki – cuentan experiencias maravillosas: calores que salen irradiados de sus manos, visión de burbujas de colores que relacionan con cada chakra, viajes astrales, percepción de entidades espirituales… no. Con el reiki no has de percibir nada de eso. No tienes  por qué.

Lo que ocurres es lo siguiente. El practicante de reiki, o sea, quien da reiki, tiene que explicar a su paciente que es lo que va a hacer. Reiki no es más que una práctica basada en un método redescubierto por Mikao Usui, que te va a proporcionar un estado de bienestar y tranquilidad, que te beneficiará para mejorar tu estado de ánimo y luchar contra las enfermedades y adversidades que tengas en la vida de una manera mucho más animada.

No es más. Si os dáis cuenta, quien es tratado con reiki, si se hace bien y se le explica a la persona que lo recibe, qué es lo que tiene que hacer, siente algo muy parecido al estado – por no decir el mismo – al que se llega con la meditación. La persona que está recibiendo reiki ‘desconecta’ del mundo exterior, tanto, que algunas, llegan a dormirse. En esa situación, donde vamos perdiendo nuestro estado de alerta diario, la mente va tranquilizándose, liberándose de preocupaciones, vaciándose de basuras que acumulas a lo largo de los días y eso, en algunas personas, hace que sientan lo que he contando anteriormente: ver visiones, sentir sensaciones extrañas, percibir colores… es algo también a lo que ocurre con el sueño, cuando dormimos. Con nuestros sueños, vacíamos nuestra mente y la descansamos para prepararnos para el día siguiente. Cuando llegamos a la máxima relajación cuando recibimos reiki, nos pasa igual.

Por lo tanto, no busquen experiencias sobrenaturales ni paranormales con la práctica de reiki. Lo que sientan es completamente normal cuando llegamos a un estado de relajación total, algo que en la sociedad de hoy día, muy poca gente es capaz de hacer. Son capaces de hacer descansar sus piernas sobre un taburete cuando llegan a casa después del día de trabajo,  y son incapaces de – porque no saben – hacer descansar su cabeza y su mente.

Así que no tenéis que sentir nada especial quien practique el reiki. Si no lo siente, es porque no tiene por qué sentirlo. Y si lo siente, es porque ha llegado a un estado de relajación tal que así lo percibe. De hecho, por eso algunas veces, incluso lo que lo hemos sentido, como yo mismo, experimentamos estas sensaciones y otras veces no.

No os obsesionéis con ello. No hagáis caso a esos maestros iluminados que os cuentan cosas maravillosas en las que parecen que van a salir cualquier día levitando como un místico del siglo XVI. Reiki es más sencillo. Es sólo practicar y dejarse llevar. Sin más historias.

Y recuerda, lo mejor es aprender reiki para que puedas hacertelo tú mismo o se lo hagas a tu familia. Escribe a mi dirección, arriba a la derecha si quieres aprender gratuitamente. No olvides nunca en España pedirle factura con IVA a quien pretenda cobrarte por una sesión de reiki o enseñarte cualquiera de los niveles.

 

Anuncios

La Iglesia Católica contra el #reiki – Reiki y católicos

Reiki en cabeza

Reiki en cabeza

Últimamente, desde sectores de la Iglesia Católica se está criticando mucho a la práctica del Reiki y del yoga. De yoga no sé mucho, pero de Reiki sí, y voy a explicar aquí por qué el Reiki no es incompatible con el cristianismo ni incluso con la religión católica.

Antes que nada, hay que reconocer que gran culpa de esta ‘condena’ de la Iglesia (especialista en condenar, por cierto) también es debido al mal uso del Reiki que hacen muchas personas que no son practicantes de Reiki, sino simplemente curanderos y timadores que utilizan una amalgama de prácticas a lo que llaman con palabras científicas y que llevan a la confusión de muchas personas.

Estas acusaciones las saco de un blog católico al que no voy a enlazar para no dar publicidad a sus falsedades.

Acusa la Iglesia Católica de que el Reiki pertenece a la corriente de la Nueva Era o la New Age. No es verdad. Reiki es una técnica que redescubre en Japón Mikao Usui en 1992.

También la Iglesia Católica habla de Reiki como una ‘enseñanza budista’. Asimismo es falso, Reiki es una técnica que no tiene que ver con ninguna religión. Ni cristiana ni budista ni otras.

Afirman en este blog que ‘Reiki es un método de curación por medio de la energía cósmica y vital’. Es falso. Reiki no cura nada. Reiki es una técnica que ayuda a curar porque te produce un estado de bienestar semejante al que produce una sesión de meditación.

Dice también que ‘para los seguidores del Reiki cuando alguien se siente enfermo, deprimido o no saludable de alguna manera, es una indicación de que su energía está “desequilibrada”.’ Falso. Los practicantes – que no seguidores – de Reiki sabemos que es una enfermedad y por qué se produce. Que la diagnóstica un médico y que la única cura viene a través de la medicina, ya sea con fármacos, terapias o cirugía. No tiene nada que ver con energías que falten o sobren o se desequilibren.

Señalan en este blog que “el Reiki es panteísta, enseña que el hombre es una simple emanación de la “energía divina cósmica. Todo cuanto existe participa de esta energía, todo es Dios.” Es falso. En la enseñanza de Reiki no se habla de Dios ni de dioses para nada. Por lo tanto, Reiki ni es panteísta, ni monoteísta, ni ateo, ni agnóstico ni nada. Reiki es una técnica ajena a las religiones.

También afirman que “Dios es energía, a veces se le llama “una fuerza de energía impersonal”. Volveos a lo de antes. En Reiki no se afirma eso en absoluto. La energía es energía. Nada más y nada menos.

Condenan la existencia del ‘Ki’. El ‘Ki’ que en japonés significa ‘energía vital’ es la energía de la vida. Es lo que tiene un cuerpo cuando está vivo. Es decir, el Ki es el fenómeno de la vida en sí mismo, desde el punto de vista del pensamiento japonés, tan alejado del occidental. La Iglesia Católica pretende confundir el ‘Ki’ con el alma. El alma es algo que está en las creencias de muchas religiones. El Ki está demostrado científicamente que existe: sólo hay que verlo, es la misma vida. Ver el Ki y creer en el alma es algo que tienen que decidir los mismos creyentes, no los practicantes de reiki, que nada dirán sobre el alma.

Dicen también que ‘los practicantes del Reiki creen que pueden usar esta energía de vida y transmitirla a otros para curar enfermedades y dolores. Estaríamos hablando entonces de técnicas mágicas y supersticiones. Ponen al servicio del hombre la sanación y curación’. Falso. Un practicante de Reiki no transmite ‘la energía de vida’, lo que hace es, con la imposición de manos, canalizar la energía universal a través de tu cuerpo y a través de tus manos al cuerpo de la otra persona para cargarla como una pila y eso le provocará bienestar. Sólo es eso. Tampoco hace falta que alguien crea que está traspasando energía. Es la técnica en sí la que produce el bienestar. Incluso a distancia, porque quien transmite la energía da las instrucciones para cómo recibirla. No es magia. No es superstición.

Así que pueden estar los católicos tranquilos de que reiki no es incompatible con su fe. Ni con esa ni con ninguna. Pero recalco, la confusión viene de la gente que practica Reiki y más cosas. Esas más cosas sí son incompatibles con la fe católica, con otras religiones, con el sentido común y hasta con la ley. Si te encuentras con alguien que dice practicar Reiki, y te habla de ángeles, guías, espíritus, y luego que si tienes el chakra tal bloqueado, que si te va a curar tal enfermedad, que no tomes medicamentos, etc… no estás ante un practicante de Reiki sino ante un charlatán y timador, porque seguro que te va a pedir dinero a cambio. Y eso, sí que es muy peligroso.

Ojo. Que nada quita que un practicante de Reiki crea en los ángeles por ejemplo. Pero no debe hablar de esto nunca con la persona a la que da Reiki. Porque son cosas distintas.

Y en cuanto a la Iglesia católica y su condena al Reiki, bueno ya estamos acostumbrados a que condenen lo que ellos mismo hacen. Sé de parroquias en dónde se ha dado Reiki.


Reiki, sectas y demás engaños y manipulaciones.

Sectas

Sectas

El reiki es sólo reiki. No es más que el proceso por el cual a través de las manos canalizamos la energía universal para ayudarnos a estar mejor de salud. En resumidas cuentas, es eso. Nada más ni nada menos. Pero claro, en esta vida hay de todo y han aparecido mucha gente que ha desvirtuado la esencia del Reiki para usarlo a su conveniencia. Y empieza el lío. Porque mezclan Reiki con otras cosas que no tienen nada que ver.

Las personas que se acercan al Reiki, generalmente, es porque tienen algún problema de salud. Son personas vulnerables, heridas en sus emociones, y que normalmente no han encontrado una solución en la medicina convencional, bien porque no existe esa solución y buscan soluciones paliativas o porque los servicios públicos de salud, como sucede en Andalucía, no responden como debieran y las personas en su desesperación buscan alternativas.

Pero debemos estar alertas. INSISTO. Reiki es sólo Reiki. Pero seguro que nos vamos a encontrar a quienes se llaman a sí mismos ‘Terapeutas holísticos’. Detrás de este nombre rimbombante nos encontramos con su verdadero significado: ‘Yo hago de todo’. Nos encontramos pues con ‘terapeutas’ que además de Reiki manejan flores de Bach, homeopatía, sincronizaciones de ADN, constelaciones familiares, etc, etc… y que le hacen un plan de ‘recuperación’ a la persona enferma que no sirve absolutamente de nada, salvo para sacarles el dinero.

Pero puede ser peor, hay mucha gente que une el Reiki a la espiritualidad o la religión. Quien conoce la técnica del Reiki, sabe que en el fondo no es más que una técnica de relajación y de meditación que está demostrado que es beneficioso para la salud. No más. Podrás creer en la trasmisión de la energía universal o no. No hace falta. Realmente lo que importa es la técnica de la imposición de manos, a ti o a los otros. Reiki no es exigente. Su práctica sencilla sólo produce bienestar que ya es mucho.

Pero la unión de Reiki con espiritualidad o religiones es una bomba de relojería. Hay que saber separar muy bien una cosa de la otra. Yo, que escribo esto, soy cristiano. Pero no mezclo el Reiki con el cristianismo. Puedo utilizar por ejemplo a la hora de meditar el recitado de un mantra hindú, o en mi caso, y por familiaridad, el rezo de un rosario. Pero estoy aplicando métodos, no mezclando creencias. Hay gente que los mezcla y entonces nos encontramos con fórmulas como el Reiki acompañado de ángeles, seres de luz, espíritus, etc. Eso es una cuestión personal, el que creas o no. PERO NO MEZCLES.  Si mezclas, y esa mezcla no nace de ti (que en el fondo no es importante, ya que es tu decisión personal e íntima) sino de la enseñanza de un maestro, OJO, puedes estar entrando en una secta sin saberlo. Un maestro de Reiki JAMÁS te hablará de religión. Evitará en todo momento hablarte de Dios o dioses porque Reiki es una técnica que puede ser utilizada por ateos, agnósticos o creyentes.

Si te encuentras con un maestro de Reiki con estas características: mucha espiritualidad, te habla de Dios, te da oraciones, etc… y si te produce apego, es decir, que parece que tu aprendizaje en Reiki no puede ser nada sin el contacto directo con ese maestro y además, te cuesta mucho que te enseñe a ser maestro a ti también, mucho cuidado y aléjate. O que imponga un ritmo muy concreto de lecciones presenciales a las que no puedes faltar y si faltas tienes sensación de culpa… muy posiblemente hayas topado a alguien que está utilizando la enseñanza del Reiki para su propio beneficio y puede estar lavándote el cerebro, algo que nos puede pasar a todos. Así que atención y cuidado. El mundo del Reiki está en la frontera con la ‘zona oscura’ como yo la llamo, y hay mucha gente avispada para sacarnos los dineros o nuestros servicios. Y no olvides que en Reiki no hay líderes algo esencial en una secta. Los maestros y maestras han de ser personas humildes.

Para finalizar como siempre digo, lo mejor es que tú seas quien aprendas a dar y recibir Reiki y no dependas de nadie. Si quieres aprender reiki de manera gratuita, sólo tienes que ponerte en contacto conmigo en alfonso.saborido@gmail.com Por favor, no dejes datos tuyos personales en los comentarios.


¿Cuándo necesito una terapia reiki?

La respuesta es muy fácil: cuando te sientas mal físicamente o anímicamente.  Sin embargo, antes tienes que realizar la siguiente premisa, indispensable y muy importante: ir al médico.

Es la persona especialista en medicina quién te va a diagnosticar lo que te pasa y que te pondrá el tratamiento oportuno. Sólo él o ella pueden saberlo. Un terapeuta en Reiki JAMÁS podrá diagnosticar nada. Primero, porque no sabe, segundo, porque no tiene los medios y tercero, porque al menos en España, es un delito.

Ya, cuando te ponga el tratamiento y tú sigas con molestias, o la vez si quieres, puedes combinarlo con una terapia de Reiki. La práctica de Reiki es compatible con cualquier tratamiento médico. Reiki es una terapia complementaria. ¡Ojo con quienes te digan que Reiki es una terapia alternativa! ¡no es así! Reiki no es la alternativa a nada. No consiste la cosa entre  Reiki o el resto. No, Reiki ayuda. Sólo ayuda, pero lo principal y lo que cura es la medicina.

Aléjate por supuesto de quien te diga que Reiki te va a curar, de quien te aconseje no visitar al médico y de quien te diga que abandones un tratamiento. A éste último también deberás denunciarle ante las autoridades.

Reiki es sólo Reiki. Un terapeuta de Reiki sólo da terapias de Reiki. Reiki no tiene nada que ver con pseudociencias como la homeopatía. No tiene nada que ver con Flores de Bach. No tiene nada que ver con el curanderismo y mucho menos con ciencias ocultas como el Tarot. Reiki es Reiki. Con sólo Reiki, basta. Reiki es poderoso en sí mismo, no necesita más.

Cuando necesites Reiki busca un practicante de Reiki que te dé confianza. Pero lo mejor es que tú aprendas a dar Reiki y autodarte Reiki. Para dar reiki tienes que estar iniciado y formado en esta disciplina japonesa. Si no tienes quién te enseñe o alguien te quiere cobrar un dinero que no tienes o que te parece excesivo, ponte en contacto conmigo en alfonso.saborido@gmail.com y yo te formaré en cualquier nivel, incluyendo maestría gratuitamente. # Reiki Gratis.


El Reiki no cura

Manos. Crédito: https://goo.gl/ZcVG4m Paul Kalupnieks

La actualidad corre como el tiempo y a veces te adelanta antes de que publique un artículo. Esto estaba escrito ya cuando….
Recibo un mensaje de una persona que con toda su mejor intención del mundo me pide que ‘le cure a distancia.‘ y yo, le he contestado que no puedo, ni a distancia ni en persona, porque yo no curo. De hecho, el reiki no cura. Quien cura es la medicina científica, la tradicional.
Que quede claro y que se os quede muy bien grabado en la cabeza. EL REIKI NO CURA. El reiki, muy resumido, es una técnica japonesa que te produce un estado de relajación tal que te provoca un buen estado de ánimo.
No hay que ser un especialista para entender, y sólo gracias al sentido común, que una persona con un buen estado de ánimo se enfrenta mucho mejor a una enfermedad que alguien que tenga un estado de ánimo decaído.
No es más.
Con un buen estado de ánimo, relajándote, posiblemente te controles mejor los dolores de cabeza, la tensión, la diabetes, una sesión de quimioterapia, etc, etc… pero ¿curarte? NUNCA. Quien te cura y repito y repito es la medicina a través de los médicos. Que el reiki ayuda a curarte, claro que sí. Pero NO CURA por sí mismo y JAMÁS DEBES ABANDONAR NINGÚN TRATAMIENTO MÉDICO porque te estén dando una sesión de reiki.
Olvídense de magufos que os receten agua con azúcar o lo que es lo mismo, los productos de la homeopatía. Olvídense de flores de Bach, de péndulos, de alineamientos cuánticos y demás palabrejas que suenan científicas pero son un camelo.

Leer el resto de esta entrada »


Cuando te timan con el Reiki: sólo hay un Reiki para todo

Reiki

Uno de los engaños a que suelen llevar algunos ‘terapeutas’ de reiki es hacer aparentar la técnica del reiki como si fuera una medicina convencional o científica.

Lo primero que hacen mal es que te preguntan qué dolencia tienes. Un terapeuta de Reiki jamás puede preguntar eso porque no es médico. Además, tampoco le importa. Hay que respetar la intimidad de las personas. Otra cosa es que el paciente te lo quiera contar, pero es cosa suya.

Lo segundo que hacen mal es aplicar reiki en tal zona o tal chacra dependiendo de la dolencia que tengas. O sea: te pongo las manos en la nuca porque te duelen las cervicales. Te pongo las manos en el viente porque tienes una dolencia ahí… NO.

Se suele decir que el reiki es ‘inteligente’. Obviamente, el reiki no puede ser inteligente porque no es un ser con conciencia. Pero lo que es cierto es que haciendo todos los pasos de la técnica de reiki, éste beneficiará a la parte del cuerpo o de la mente que haga falta.

No hay que olvidar que en un resumen el reiki lo único que provoca es un estado de relajación, de paz en el cuerpo y en la mente, que es lo que hará que tengas una actitud positiva ante la enfermedad o la adversidad y te ayude a vencerla, SIN DEJAR NUNCA LA MEDICINA CIENTÍFICA, LA DE TODA LA VIDA. SIN MÉDICOS NO HAY SALUD. EL REIKI NO CURA. Que quede bastante claro.

Por eso, huy de quienes te montan un sistema de tratamientos como si fuera un médico especialista. Y huye mucho más, si te pretende cobrar por hacerlo.